Internacional

OPEN ARMS - ITALIA

Con cantos de “Bella Ciao” reciben a los 83 migrantes del Open Arms en tierra italiana

Tiempo estimado 3:12 min


"Por fin se acaba la pesadilla y las 83 personas a bordo recibirán asistencia en tierra", celebran desde la ONG, luego de ganarle la pulseada al ultraderechista Salvini.

Diego Sacchi

@sac_diego

Miércoles 21 de agosto | 10:09

Los 83 migrantes que quedaban a bordo del "Open Arms" desembarcaron en la noche del martes en el puerto italiano de Lampedusa.

Recibidos con el canto antifascistas “Bella Ciao”, aplausos y carteles de bienvenida en el puerto de Lampedusa. El gran derrotado fue el ultraderechista ministro del Interior Matteo Salvini, que durante días reclamó que Italia tendría los "puertos cerrados” a los migrantes náufragos.

Pasada la medianoche terminaban de desembarcar los migrantes tras permanecer 19 días a bordo del barco humanitario español y en virtud de una orden de la Fiscalía de Agrigento (Sicilia) que ordenó la incautación de la nave y el desembarco inmediato de los rescatados.

Los migrantes fueron visitados por dos médicos del ambulatorio de Lampedusa además de otros dos llegados desde Palermo, un dermatólogo y un ginecólogo. La situación se había tornado a tal punto extrema que varios migrantes se habían lanzado al agua ayer en un desesperado intento de alcanzar la costa de la isla italiana de Lampedusa, a unos 800 metros, desde que el Open Arms entró el viernes en aguas territoriales italianas tras la autorización de un tribunal que tumbó la prohibición impuesta por el ultraderechista Matteo Salvini, ministro del Interior italiano.

El barco "Open Arms" quedó incautado temporalmente por la Fiscalía de Agrigento, ha partido del puerto de Lampedusa y se dirige a Porto Empedocle, en Sicilia, adonde donde llegará por la noche.

El fiscal de Agrigento, del que depende Lampedusa, Luigi Patronaggio, decidió la incautación y desembarco después de subir a bordo de la nave española ayer acompañado de varios médicos para verificar el estado de los migrantes y la situación a bordo.

Desde la Fiscalía investigan un presunto delito de "secuestro de personas", por el momento no dirigido contra nadie en concreto, para determinar por qué no pudieron desembarcar los migrantes en Italia a pesar de que un tribunal tumbó la orden del ministro del Interior.

Una causa similar utilizó el gobierno italiano contra la capitana Carola Rackete. La joven perseguida por rescatar personas de una muerte segura en el mar fue blanco de la persecusión por parte del líder de la ultra derecha Matteo Salvini la caratuló como “enemigo público número uno” en Italia por tantos dolores de cabeza ocasionados.

Pero para miles de personas, la hazaña de Carola y el Sea Watch 3 fue recibida con aplauso, transformandola en un símbolo de la solidaridad con los migrantes y contra las políticas de xenofobia y racismo que promueve la extrema derecha.

Te puede interesar: La capitana Carola Rackete y los guardianes del Mediterráneo

Los migrantes llegaron finalmente a tierra producto de la solidaridad, en primer lugar de las tripulaciones de barcos como el Open Arms o el Ocean Viking, y de miles que no cejan en su empeño de salvar vidas, mientras la Unión Europea y los gobiernos europeos imponen todo tipo de normas para impedírselo.





Temas relacionados

Open Arms   /    Crisis migratoria en Europa   /    Matteo Salvini   /    Mediterráneo   /    Migrantes   /    Refugiados   /    Inmigrantes   /    Europa   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO