Mundo Obrero

RECITALES SOLIDARIOS

Los ex Redondos tocan en una fábrica sin patrones

Tiempo estimado 5:23 min


Los músicos, serán parte de un recital solidario este sábado a partir de las 20 horas en puerta de fábrica, Panamericana km 36.700, con los trabajadores y trabajadoras de MadyGraf, que hace más de dos años, decidieron tomar el destino de sus vidas en sus propias manos.

Franco Villalba

Trabajador de Alicorp - La Matanza

Viernes 7 de junio | 11:54

De la historia de Los Redonditos de Ricota existen ríos de tintas escritos; el último aporte y quizá el más categórico, es el libro del Indio Solari, quien como cabeza de ese proyecto ha decidido plasmar su visión en sus casi 900 páginas.

Independientemente desde el ángulo que se pose la mirada sobre el fenómeno, nadie duda que pasarán muchísimos años para que otra banda de rock argentino deje su huella en la memoria de sus miles y millones de seguidores. Pero a este viaje ricotero, le faltaba un capítulo más, y no es casual que lo transiten junto a una fábrica que también viene protagonizando una historia que nos enseño algo fundamental a millones de trabajadores: si trabajadores o patrones son los verdaderos dueños de las fábricas.

Madygraf encarnó la primera opción y resolvió en la práctica algo que los enemigos de les trabajadores nos quieren imponer cual mandato divino para que nunca podamos cambiar la historia a nuestro favor.

Trotsky decía en el prólogo de Historia de la Revolución Rusa: “Las clases oprimidas crean la historia en las fábricas (…) pero no acostumbran a ponerla por escrito”. Madygraf es un ejemplo vivo de que si la crisis golpea con mayores penurias a los sectores populares, estos pueden hacer funcionar las fábricas bajo su propio control.

Cuando los Redondos saltaron los decorados del rock argento, dejaron en claro para propios y extraños que el viaje se iba a acabar cuando los chicos (denominación que tuvieron siempre para su público) lo “decidan”. Sin embargo, los que decidieron ponerle punto final a la más hermosa historia de amor, no fueron les pibes que los seguían a todos lados, sino la interna que tuvieron sus fundadores.

Hoy en día nadie puede dudar que la banda trascendiera a sus propios miembros, y que todavía late en el corazón y en las sienes ardientes de millones de jóvenes de varias generaciones.

Esa juventud que recorría el país en los 90 buscando la comunión con las cinco personas que estaban arriba del escenario, que sufría las penurias del menemismo y se revelaba de ese orden social injusto, juntaba monedas por monedas para pagar la entrada y respirar aires de libertad a través de un par de horas.

La clase trabajadora había sufrido la dictadura, la derrota y la desaparición de grandes luchadores por proponerse cambiar la historia, empezaba muy lentamente a tensar sus músculos en la década menemista, y aunque resistía como podía los ataques del gobierno nacional y en las provincias, no pudo ofrecer una salida favorable a los intereses de las mayorías populares en el estallido social del 2001.

En esos años de perro, Los Redondos le ofrecían a la juventud una razón para resistir la avanzada neoliberal: los enfrentamientos con las fuerzas policiales, las frases de la banda escritas en las paredes, en las banderas o en las remeras funcionaban como grito de protesta de miles de gargantas ricoteras.

Imaginar hoy en día que hubiese pasado si Los Redondos apoyaran alguna de esas luchas sociales protagonizadas a lo largo y a lo ancho del país, sería un ejerció vano y ridículo, pero cuando nos enteramos que Semilla, Sergio y Walter van a tocar en la fábrica recuperada por sus trabajadores “MadyGraf”, no pudimos más que alegrarnos por la solidaridad que brindan a la lucha de esta cooperativa que abre sus puertas a todas aquellas personas que puedan aportar con su arte para tejer alianzas sociales y políticas para luchar por no pagar las consecuencias que ya están teniendo los planes del FMI, dejando a millones de niñes debajo de la línea de pobreza.

La juventud, no le debe nada a los gobiernos y no tiene que empeñar su futuro esclavizándose al FMI, como le están proponiendo tanto el macrismo, como el peronismo en todas sus variantes.

La nueva generación de jóvenes trabajadores está llamada a protagonizar grandes luchas por una sociedad justa, liberándose de la explotación y la opresión a la que les impone la clase dominante, como enseñaron los valientes obreros y obreras de Madygraf deberán tomar su destino en sus propias manos.

Para luchar por este objetivo, apoyamos al Frente de Izquierda, la única coalición política que defiende y representa los derechos de les trabajadores.

Te invitamos a colaborar con el PTS y el Frente de Izquierda, difundiendo las notas y los videos de La Izquierda Diario; súmate a colaborar con lo que puedas en la campaña electoral a la única lista que no está compuesta por empresarios ni burócratas, sino por miles de trabajadores, jóvenes y mujeres que no piensan enriquecerse a costa de las penurias de la mayoría de la población, como bien sostiene nuestro candidato a presidente Nicolás del Caño, que presentó un proyecto de ley para que todo diputado cobre como un docente.

Te invitamos este sábado desde las 20 horas en Panamericana 36.700, MadyGraf, porque el futuro está ahora y para siempre en tus manos!

Imagen: Moises Santini
Imagen: Moises Santini




Temas relacionados

MadyGraf (ex-Donnelley)   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO