www.laizquierdadiario.com / Ver online / Para suscribirte por correo hace click acá
La Izquierda Diario
24 de septiembre de 2016 Twitter Faceboock

NEUQUEN
Coyuco, una escuela olvidada por el Estado
Valeria Navarro | Maestra | Escuela N° 2, Neuquén

Entrevistamos a Fabian y Claudia, dos docentes de la escuela rural de Coyuco en la provincia de Neuquén. Quienes nos cuentan cómo es la vida laboral y educativa y los padecimientos que sufren.

Link: https://www.laizquierdadiario.com/Coyuco-una-escuela-olvidada-por-el-Estado

Buenas tardes a ambos, ¿nos podrían comentar a dónde está ubicada la escuela?

Fabián: Hola, que tal, nosotros somos maestros de la escuela rural N° 210, nuestra escuela se encuentra bien al norte de la provincia, al límite con Mendoza, con el río Barrancas y muy cerquita del límite con Chile.

  •  ¿Cuántos niños concurren a la escuela?

    Fabián: A la escuela concurren 16 niños, la escuela los alberga 20 días en el mes por 10 de descanso. Provienen de familias de crianceros, practican la trashumancia. Su calidad de vida es bastante precaria, un 50% cuenta con energía eléctrica y el otro 50% aún usa electricidad rural que es de 12 volts, su calidad de vida es desigual a la que usufructúan todos los chicos todos los meses, todos los días en una ciudad.

    Claudia: Concurren 16 alumnos de 5 años a 13/14 años, hay tres divisiones, primer, segundo y tercer ciclo. La escuela cuenta con casi todo el plantel docente con excepción del profesor de música.

    ¿En qué situación edilicia se encuentra la escuela?

    Claudia: Hola. Yo estoy desde octubre del año 2015, o sea que soy nueva, Fabo ya tiene experiencia y está hace años. Desde que llegué al lugar y empecé a conocer a los chicos, a vivir lo cotidiano de la escuela, me indignaron muchas cosas. Me molestan muchas cosas, te dejan de lado, si estás lejos es como que no importa porque nadie se entera.

    Fabián: El edificio es grande, con capacidad para albergar a 120 alumnos, la situación es paupérrima, los cuidados que necesita.
    Al ser una escuela grande y tener pocos alumnos el Estado se ha desentendido de muchas situaciones por ejemplo el cambio de vidrios, calefactores, el sistema de cloacas, etc. Hace unos dos o tres años el Estado hizo un contrato con Ecokit y conectaron un sistema que supuestamente purifica el agua y la oxigena.
    En el caso de Coyuco por no contar con electricidad constante sino con un grupo electrógeno el Ecokit funciona 6 , 7 veces y solamente por 20 días, el sistema de cloacas colapsa y no funciona, no corresponde al contexto. Tenemos problemas con las cloacas, la electricidad, el grupo electrógeno es muy bueno pero el sistema eléctrico tiene tapones viejos, el tendido eléctrico es muy malo y sin mantenimiento. Ni siquiera cambian los focos. La escuela también funciona con un grupo de luz solar que tiene 10 años, es a 220 volts pero no funciona para algo grande como una heladera, no tiene mantenimiento ni cambio de baterías por lo que funciona deficientemente y no es contante.

    Claudia: Cuando entré a la escuela una de las primeras quejas de las nenas y mía también fue por el olor nauseabundo que sale de las cloacas del baño del albergue de las nenas.
    En abril la comisión de fomento retiró los matafuegos para recargarlos y al día hoy no han vuelto, no tenemos, tampoco teníamos comunicación desde ese mes, un compañero que tenía su papá grave tenía que viajar para hablar por teléfono con él.

    Además del problemas de cloacas ¿Hay problemas con el abastecimiento de agua potable?

    Fabián: Si, el sistema de agua potable de la escuela está hecho por una vertiente, es tomada como a unos 500 metros de la escuela, está abierta. Se han hechos reclamos desde siempre, animales toman agua de ahí y defecan en el lugar. No tiene un cierre acorde para consumo humano. No hay mantenimiento de las cañerías por lo que han ido saliendo a flote, se han quemando y roto, hay perdida de agua por todos lados, por lo que el agua llega contaminada y sin la presión suficiente para subir a los tanques ni abastecer a la escuela.

    Claudia: Hay documentos que prueban que el agua está contaminada. Se elevó a supervisión el reclamo, la directora ingresó con el repliegue igual y el día 23 de febrero cuando volvíamos con los chicos nos dieron 30 bidones de 20 litros de agua para poder subsistir el bloque a pesar de que el agua estaba contaminada en los tanques de la escuela. Se les advirtió a los chicos, se lleva un bidón a cada a albergue y a los salones jarras de agua mineral para que los chicos tomen después del recreo o de la actividad física.

    Seguimos trabajando hasta que un día empezaron a rebalsar las cloacas, no solo por afuera, el costado, atrás, y comienza a rebalsar en los baños de los chicos. Y ahí me enteré que el baño del albergue de los varones hacía días que estaba tapado y los niños pasaban al baño de la escuela. El baño de las nenas también rebalsó y pasó al comedor, la sala de plástica, a la sala de huerta.

    ¿Qué han hecho hasta ahora para que aparezcan las soluciones?

    Claudia: Lo primero que hice fue llevar la queja a la dirección. Entonces los docentes y la dirección me contaron que ellos hace años que vienen quejándose por esto pero no tienen respuestas. Este año al principio de año la supervisora Marcela Muñoz fue a conocer la escuela y lo primero que le conté fue sobre esto y le explique lo del Ecokit.

    ¿Qué respuestas obtuvieron por parte del gobierno y del CPE?

    Claudia: Cuando pasó lo de las cloacas la directora llama para que retiren a los chicos y le dicen que el repliegue no se va a realizar porque tienen prioridad los niños de Cochico que se iban al día siguiente. La directora explica la situación de que los niños no se pueden bañar ni hacer pis, no pueden lavar su ropa, etc. Le dicen que al otro día le iban a mandar un camión atmosférico para desagotar las cloacas. Así que nos quedamos hasta que ingresó el camión y desagoto las cloacas. Dos camiones cargaron y los desagotaron dentro las bardas del lugar, a pocos metros de la escuela. El hombre dijo que en unas semana seguro que se volvía a inundar. Así que seguramente cuando volvamos este bloque continúe esta situación.
    La comisión de fomento supuestamente arregló el tema del agua. Por lo que tengo entendido no se había acercado nadie, ni el director de distrito, ni la comisión de fomento.

    Fabián: Las intervenciones de reparación y de mantenimiento de la escuela son muy esporádicas y parchan, remiendan cuestiones problemáticas más profundas como la electricidad, el agua, vos ves que todo anda mal. La escuela sigue en un deterioro constante y se va a caer por sí misma.
    La respuestas del CPE siempre son las mismas, si alguien intenta reclamar o suspender la clases, responden que somos unos vagos y nos hacen devolver los días, los días sábados, ni siquiera podemos tener los diez días de descanso, tenemos que devolver días porque no hay agua, gas o electricidad.

    A toda la situación edilicia se suman otros factores adversos que afectan su calidad de vida como docentes y como personas ¿Qué otros factores pueden describir?

    Claudia: Por ejemplo, estamos a kilómetros de cualquier lugar donde podamos conseguir mercadería, no conseguís yerba, azúcar, nada. El lugar es muy precario, la gente se arriesga mucho en llevarte, pueden romper sus cubiertas porque la ruta es de tierra, hay precipicios, la máquina muy pocas veces pasa por ahí, en partes el camino es de una sola mano, muy peligroso, poca gente va para allá.
    Hay gente que te traslada desde Barrancas a la escuela, el viaje sale como $1.000 a veces más, a veces menos, pero siempre ronda en eso. La comisión de fomento que sería de Coyuco-Cochico, si estuviera en Barrancas por ejemplo, el día que un docente tiene que viajar hasta el lugar, te cobra por kilómetros de viaje, por lo que cada uno hace su negocio. Nosotros tratamos de viajar juntos en el auto de algún compañero y repartir los gastos o pagar entre todos para entrar.
    En el comienzo del ciclo hubo un inconveniente con el vehículo de los chicos a la vuelta del precipicio, se les rompe la dirección del auto y cae, quedan enganchados en una roca y eso los salvó de que no vuelquen.

    ¿El sindicato se ha involucrado en su reclamo? ¿De qué manera?

    Claudia: Con respecto al gremio hemos mandado solicitud al facebook de la seccional Chos Malal, no los conozco, estamos solos.

    Fabián: El sindicato sabe de la problemática, que no tenemos ni movilidad, que si tienes una urgencia o se te enferma un chico tenés que esperar dos o tres horas para que venga la ambulancia. Saben de la situación se enteran además son amigos de la página de la escuela en facebook . La seccional Chos Malal nunca hizo un reclamo. En conducciones anteriores se hizo un pequeño bosquejo de la situación pero nunca dieron una respuesta ni un reclamo fuerte para que nos den una respuesta acorde a lo que la escuela necesita.

    Valeria: ¿Qué significa para ustedes ser un maestro rural?

    Fabián: La función del maestro rural no siempre tiene que ver con el conocimiento, el maestro rural es el que se siente parte de una comunidad. Dejas de lado cuestiones de seguridad y tus intereses personales para que los pibes puedan tener esta cuestión n de la equidad de la igualdad de condiciones que no están, pero que uno bueno trata de tapar baches y que el pibe tenga clases. Para que cuando el chico vaya a la secundaria a otra provincia, porque tampoco puede cursar acá cerca, tienen que ir a otra provincia o a Barrancas a 50km.

    Te ponen entre la espada y la pared de tener que ir a trabajar igual en estas condiciones. Chapalear en agua de cloaca dentro de la escuela para poder dar clases porque sino sos un irresponsable, un vago, lo que plantea la sociedad lo que se ha ido generando en la imagen del maestro en todos los lugares, en toda la Argentina. El trabajo mediático que se ha ido haciendo contra nuestra profesión, así estamos tragándonos el sapo de hacer cosas que no nos gustan.

    Que significa ser maestro rural, significa ser el único representante de estado en una comunidad. Y muchas veces creen esto de que el estado somos todos, querés dejar la mejor parte y muchas veces la mejor parte es demostrar que hay un mundo distinto que hay valores, que el lugar donde estas es muy ricos en solidaridad, muchas veces se ese es el estado ausente hacerlo presente y por supuesto con nuestro curriculum y que habla del que estado electo estado provincial el estado nacional se está olvidado una parte y nosotros estamos diciendo presente. Porque quizá esto de ser un rural, no un maestro sino ser un rural habla mucho de nosotros. De ser el maestro que están el oeste en el centro y del maestro y llenamos de contenido la palabra, esta palabra que esta tan vapuleada, tan mediáticamente y socialmente vapuleada y te llame a ser maestro.

  •  
    Izquierda Diario
    Seguinos en las redes
    / izquierdadiario
    @izquierdadiario
    Suscribite por Whatsapp
    /(011) 2340 9864
    contacto@laizquierdadiario.com
    www.laizquierdadiario.com / Para suscribirte por correo, hace click acá