Política

EL PUEBLO TE ABRAZA

Una imprescindible: la madre de Plaza de Mayo Elia Espen cumple 89 años

Este viernes la madre de Plaza de Mayo Línea Fundadora cumple 89 años. Una luchadora incansable, siempre del lado de los trabajadores y los que luchan.

Gloria Pagés

Hermana de desaparecidos | CeProDH | @Gloria_Pages

Viernes 3 de julio | 15:44

Elia Espen no paró nunca, desde que su hijo Hugo Miedan fue secuestrado y desaparecido en febrero de 1977 por la dictadura cívico-militar-genocida. Nunca hizo silencio, sin importar si sus palabras caían bien o mal. Y siempre, a pesar de llevar a cuestas dolencias físicas, está donde hay que estar, con los y las que luchan.

Junto a Nora Cortiñas y Mirta Baravalle formar un trío hermoso de tradición y consecuencia en las ideas: nunca dejaron un principio invaluable en la lucha por los derechos humanos: la independencia política del Estado y de los gobiernos de turno, la independencia y la convicción de que nadie silenciará sus críticas indispensables para denunciar las violaciones a las libertades democráticas.

Todos los jueves están en la Plaza de Mayo en la histórica ronda, llueva, truene, haga calor o frío.

Foto: Karina Diaz

Así fue cómo Elia estuvo en la primera línea cuando desapareció Julio López en 2006, y se conmovió junto a Mirta, Nora, cientos de sobrevivientes y familiares de desaparecidos volviendo a gritar “¡Aparición con vida y castigo a los culpables!”.

Elia no dudó nunca en poner el cuerpo, así fue como apoyó la lucha la lucha de los trabajadores de la autopartista Lear, en la zona Norte del Gran Buenos Aires y estuvo presente durante uno de los cortes de la Panamericana en 2014, donde la Gendarmería, comandada por Berni, reprimía brutalmente, infiltraba militares y metía “gendarmes caranchos” a simular ser atacados por manifestantes.

Te puede interesar:Elia Espen y "Cachito" Fukman en solidaridad con Lear

Junto al Centro de Profesionales por los Derechos Humanos (CEPRODH) y otros organismos de derechos humanos como la Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, y diputados como Nicolás del Caño que también fue reprimido, su presencia en la Panamericana fue un gran apoyo para la lucha de Lear.

Ahí estuvo con sus compañeras apoyando a los y las obreras de Pepsico cuando fueron despedidos y desalojados violentamente. Impulsó junto a sus compañeras la campaña #NoComprePepsico

La valiente actitud de Elia se mantuvo en las denuncias que acompañó ante la persecución a los trabajadores de Indec, Volkswagen, Fate, las trabajadores de Kromberg, y los trabajadores Petroleros de Las Heras, para sólo nombrar algunos de los lugares de lucha en la que quienes hacemos este diario nos encontramos compartiendo la defensa de los trabajadores.

Lée también: Amor de Madres: "Los trabajadores de Pepsico también son nuestros hijos"

La impunidad existente desde hace casi 40 años, que permite que a pesar de los juicios muchos genocidas estén en libertad y no sepamos el destino de nuestros desaparecidos ni de los 400 jóvenes apropiados, son batallas contra las que Elia no da tregua, así como lo hizo con el colmo de que Cristina Fernández haya designado a César Milani al mando del Ejército, que se dice defensor de los Derechos Humanos.

Esa es Elia, una enorme luchadora, incansable, capaz de superar cualquier adversidad sin desmoronarse.

Una nueva vuelta al sol, ¡por muchas más querida Elia Espen!

Te puede interesar: Madres de Plaza de Mayo: 40 años de una lucha contra la impunidad y por el futuro







Temas relacionados

Dictadura   /    Mirta Baravalle   /    Dictadura cívico-militar-eclesiástica   /    Madres de Plaza de Mayo   /    Elia Espen   /    Genocidio   /    Nora Cortiñas   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO