Mundo Obrero

DESIDIA PATRONAL

Tres operarios heridos de gravedad por incendio en la Shell de Dock Sud

Un incendio mientras se realizaban reparaciones en un sector de la refinería provocó graves quemaduras a dos operarios de la tercerizada Hidrocinetic. Otro terminó con lesiones. Denuncian desidia de la empresa.

Domingo 11 de noviembre de 2018 | 20:18

Alrededor de las 11 de la mañana del domingo se produjo un incendio en la planta que la multinacional Shell tiene en la localidad de Dock Sud, partido de Avellaneda, sur del Gran Buenos Aires.

En medio de una "parada de planta" en el sector CD3 para realizar reparaciones, se produjo un incendio donde dos trabajadores contratistas de la empresa Hidrocinetic Sociedad Anónima (encuadrados en el gremio de la construcción representado por la Uocra) sufrieron fuertes quemaduras al tiempo que un tercero se lesionó al escapar.

Uno de los operarios terminó con el 80 % de su cuerpo quemado y ahora se debate entre la vida y la muerte en el Hospital Fitz Roy.

Personal de Shell que cumplen tareas de brigadistas confirmaron a La Izquierda Diario que los compañeros resultaron con quemaduras muy graves. "Esto es producto de la negligencia de las empresas que quieren acortar plazos, haciendo mucho más rápido las reparaciones y superponiendo trabajos en malas condiciones de seguridad, lo que hace que mucha gente labure apresurada y corriendo riesgos que deberían evitarse", dijeron.

Algunas horas antes, otro incendio más chico se había producido en otro sector de la planta, como un triste preanuncio de lo que pasaría cerca del mediodía.

Al ocurrir el hecho, el resto de los trabajadores cortaron sus tareas y se retiraron del lugar. Los gerentes en ese momento se pusieron nerviosos y, según comentaron testigos, dieron unas palabras ante los trabajadores con la intención de mostrarse "dolidos" por el saldo del incendio. Una lavada de cara de la empresa que redoble su carácter criminal.

No es la primera vez que la empresa Hidrocinetic S.A. demuestra su desprecio por la vida del personal a su cargo. Por ejemplo, en septiembre de 2006 Felipe Ayala (45 años) murió mientras limpiaba con otros compañeros una de las tuberías de hierro que concentran gases en el sector Toping D de la planta de lubricantes de la destilería de YPF de Ensenada.

En aquel entonces la petrolera nacional estaba en manos de la española Repsol. Ayala murió decapitado por una explosión y tres de sus compañero terminaron en terapia intensiva.

Hidrocinetic hace años realiza tareas "tercerizadas" en varias plantas petroleras del país y para varias empresas. Y nunca dejó de hacerlo sea cual sea el gobierno de turno. Queda así demostrada du estrecha relación patronal con los pocos grupos petroleros que concentran la producción y, obviamente, con el Estado que garantiza sus negocios millonarios a costa de la superxeplotación obrera.







Temas relacionados

Petroleros   /    Repsol   /    Juan José Aranguren   /    Uocra   /    Shell   /    Petróleo   /    Provincia de Buenos Aires   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO