Política

TDF

Tierra del Fuego: unidad para el ajuste, cumbre del "bloque patagónico"

El próximo viernes 5 de octubre se llevará a cabo en Ushuaia un encuentro regional que intenta presentarse como un "frente contra el ajuste nacional".

Alejandro Marin

Docente - Delegado del Sutef

Jueves 4 de octubre de 2018 | Edición del día

Se trata de un encuentro regional convocado por el intendente kirchnerista Walter Vouto. Contará con la presencia de Rosana Bertone, referentes de PJ, la CGT, ATE y otros invitados del llamado "peronismo racional" que rodea a Urtubey, Pichetto y Massa. Además, si bien no asistirá el gobernador de Río Negro, Weretilneck, alineado directamente con Macri, ni la devaluada mandataria de Santa Cruz, Alicia Kirchner; sí participarán otras figuras como el intendente de Río Grande Gustavo Melella, la concejal Laly Mora y Leandro Manfredotti, del Partido Solidario.

Según sus voceros el objetivo sería acordar una agenda para "frenar" el ajuste y definir criterios sobre pesca, petróleo, ganadería, turismo y otras actividades de la región.

El "bloque patagónico" es la continuidad del emprendimiento encabezado por el fallecido gobernador de Chubut, Mario Das Neves, que en 2016 promovía la “unidad” frente a la quita de reembolsos por puertos patagónicos que afectó a varias provincias en favor de los puertos de la provincia de Buenos Aires. Luego, su sucesor Mariano Arcioni, que sigue pagando los salarios de manera escalonada, retomó el camino cuando recortaron 50.000 millones a todas las provincias por la demanda a la Corte Suprema de la mandataria bonaerense María Eugenia Vidal, para reforzar el Fondo del conurbano.

La última foto de esta temporada se la sacaron en Bariloche el 10 de agosto pasado. Un aspecto llamativo que se pone de manifiesto, es que no se trata de defender recursos y mucho menos principios. La reunión contará con la asistencia de intendentes y representantes sindicales que denuncian un ajuste que ellos mismos garantizan en su jurisdicción. Con la promiscuidad política que los caracteriza, es fácil comprender que el objetivo real es posar contra las medidas del gobierno nacional y desmarcarse de la alianza Cambiemos mientras siguen recortando.

Lavada de cara y más ajuste

Las y los gobernadores ya acordaron discutir el presupuesto nacional diseñado por el FMI que significa la profundización del Pacto Fiscal. Mientras entregan los recursos del llamado Fondo de la Soja a cambio de un decreto compensatorio con vencimiento a fin de año, los abrochan con el recorte en el monto de las asignaciones familiares y la quita de aranceles para insumos electrónicos en Tierra del Fuego.

Los legisladores autorizaron al gobierno de la provincia una colocación de bonos de deuda en Nueva York por 200 millones de dólares con la garantía del 100% de regalías hidrocarburífera que tendrá que devolver la próxima gestión a tasas usuarias.

En nombre de la reconversión, el desmantelamiento del polo industrial en Río Grande ya cuenta con más de 5000 despidos y desde la Asociación de Fábricas Argentinas de Terminales de Electrónica (AFARTE), anunciaron que los trabajadores que se quedarán sin empleo llegarían al 20% del total de ocupados de línea blanca.

En el sector público, el congelamiento salarial por la anulación de las paritarias desde el inicio de la gestión se complementa con el ataque a la educación pública. La exoneración de 17 docentes, la baja de auxiliares administrativos en las escuelas medias y la intervención y desmantelamiento del Instituto de Formación docente Ipesfa, copiando el modelo de Larreta en la ciudad de Buenos Aires, son ejemplos de ello.

El próximo golpe viene por la quita de subsidios a los servicios públicos como ya ocurre en el transporte urbano, y es un hecho que el aumento de tarifas será financiado con el bolsillo del pueblo trabajador.

El gobierno del FPV de Bertone se jacta de cumplir con las metas fiscales para reducir el déficit encomendado por Frigerio, Dujovne, Peña y otros expropiadores de los recursos de la Patagonia; pero no dice que el ajuste se hace congelando los salarios de los trabajadores y las trabajadoras. En este escenario, la juntada de dirigentes peronistas no intenta recoger las demandas populares, sino diferenciarse de Macri para salir lo menos golpeados de cara al 2019.

Bertone no gobierna sola, la UCR y el PJ en la legislatura, el partido judicial y los intendentes son sus garantes. Sin embargo, como sucede a nivel nacional con los traidores de la CGT, el principal obstáculo para que las y los trabajadores salgan a luchar, son las conducciones cómplices de ATE, UTGHRA, UPCN, entre otros.

Como contra cara del “foro”, la Multisectorial por la soberanía y la Mesa de Derechos Humanos de la provincia, convocan a un Acto al mediodía para denunciar las condiciones por las que atraviesa la mayoría del pueblo de Tierra del Fuego.

Para los trabajadores y las trabajadoras que vienen sufriendo el ajuste no hay 2019. La pelea es ahora.







Temas relacionados

Ushuaia   /    Rosana Bertone   /    Tierra del Fuego   /    PJ   /    Opinión   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO