Mundo Obrero

CHARLAS DE COMEDOR

"Te están cagando"

Jueves 18 de septiembre de 2014 | Edición del día

Estuvimos charlando con Gonzalo (1), trabajador de R. R. Donnelley, hoy bajo control obrero. Sin vueltas y en pocas palabras nos enteramos cómo hacen entrismo los buitres en el gobierno nacional y popular; que la familia no prefiere la mesa de Mirta Legrand y que la dictadura no vive en museos.

“Te están cagando”

El año pasado la empresa le pidió al gobierno un REPRO (2), argumentando que estaban en crisis y que no podían pagarles la totalidad del sueldo a los trabajadores. Moreno fue el que firmó esta REPRO. Nosotros hicimos una movilización al Ministerio de Trabajo con más de 200 trabajadores gráficos para que la revoquen. Cuando fuimos a la reunión, los tipos pensaban que íbamos porque no nos estaban pagando la REPRO. Nosotros les dijimos “no vinimos por eso, vinimos para que la saquen”. Nosotros decimos que esta es una REPRO trucha, porque la empresa no tiene ninguna crisis y no la necesita. Es una multinacional yanqui con más de 60 plantas en todo el mundo y sabemos que no necesita un subsidio del gobierno. Cuando le hicimos ese planteo al Ministerio de Trabajo quedaron totalmente sorprendidos y nos admitieron que era la primera vez que los trabajadores iban a revocar una REPRO. Al mes que nosotros hicimos esa movilización se la sacaron. Lo que nosotros hicimos fue ir a decirle al Estado “mirá, te están cagando, esta multinacional no necesita un REPRO”. Nosotros lo que le planteábamos al Ministerio de Trabajo era que se la saquen pero no sólo porque no la necesitaban, sino porque una vez que pasaba un año de que tenían esa recuperación productiva podían pedir el recurso preventivo de crisis, para poder despedir gente con el 65% de la indemnización, en 12 cuotas, y poder cambiar las condiciones en las que trabajábamos, bajar salarios y demás. Nosotros sabíamos que la patronal pidió el subsidio no por necesidad, sino para obtener ese recurso preventivo y poderse sacar de encima a los trabajadores, que era lo que ellos querían.

“El apoyo de la familia es fundamental”

El otro día uno contaba una anécdota muy emotiva en una asamblea a contra turno en la que terminamos todos llorando. Planteaba que antes él hablaba con su compañera y que ella le decía que no se meta con la Comisión Interna. Y que un día, después de lo que pasó (el cierre de la planta), la llamó para preguntarle dónde estaba, y ella le dijo: “acá, en la puerta de la fábrica”. Y él le preguntó “qué hacés acá?”, y ella le dijo que lo iba a acompañar hasta el final y que iba a estar en la lucha con él. Y así pasó en muchos casos.

Si a tu compañera, a tu mamá, a tu papá no le haces llegar lo que se vive; si no saben lo que está pasando es más complicado que te puedan apoyar. En el 2011 tuvimos un conflicto en el que echaron a 19 compañeros y a partir de ahí se formó la Comisión de Mujeres, para ver cómo desde la familia se podía apoyar a los trabajadores. Hoy en día creo que son alrededor de 30 o 40 mujeres, entre compañeras, hermanas, madres e hijas de los trabajadores de Donnelley. No trabajan acá, son familias que están en todo momento ayudándonos. Con el fondo de lucha, con la solidaridad en todos los sentidos, haciendo volanteadas en los barrios, salen a pedir fondos de lucha, van con nosotros o solas a pedir alimentos. Nos están bancando un montón. El otro día hicimos un festival familiar acá en la calle, donde se hicieron presentes muchos compañeros con sus familias. Compañeros que por ejemplo yo nunca los había visto participar. Tal vez en algún momento parecía medio raro, uno nunca se iba a imaginar ver a tal compañero con su mamá, con su señora, con sus chicos, compartiendo en un festival solidario. Creo que para nosotros es muy importante el apoyo de la familia, y rol que hoy en día está cumpliendo la Comisión de Mujeres. Estas compañeras que integraron esta Comisión en el 2011, pudieron demostrar que el apoyo de la familia es fundamental en este sentido.

“Empecé a hablar de Donnelley y terminé comentando sobre la dictadura”

Creo que esos 30.000 compañeros que fueron desaparecidos en la dictadura eran compañeros como yo, como mis compañeros que están adentro. Compañeros que levantaron su cabeza y pelearon por los derechos de los trabajadores y que fueron perseguidos y desaparecidos. Yo me puedo identificar en ese sentido. A veces conversamos con algunos compañeros y digo: “si hoy en día hubiera una dictadura -que no se si podría llegar a pasar- creo que yo sería uno de los que hubiera desaparecido”. Porque lo que ellos hacían en ese momento es lo que nosotros hacemos ahora. Siempre levantamos esa bandera, siempre hemos movilizado el 24 de marzo, repudiando todo lo que paso. Me parece que cuando uno habla de sindicalismo, de política, todo va de la mano. A veces hay mucha gente que dice “yo no quiero hacer política”, pero cuando te pones a conversar con ellos demostrás lo que te decía recién: “empecé a hablar de Donnelley y terminé comentando lo de la dictadura”.


(1) La primera parte de esta entrevista con Gonzalo, realizada por Mariela Cambiasso y Georgina Andrada, salió publicada en el último número de Ideas de Izquierda.
(2) El programa de Recuperación Productiva (REPRO) “(…) brinda a los trabajadores de las empresas adheridas una suma fija mensual no remunerativa de hasta $2.000.- por un plazo de hasta 12 meses, destinada a completar el sueldo de su categoría laboral, mediante el pago directo por ANSES. Para acceder a este beneficio las empresas deben acreditar la situación de crisis por la que atraviesan, estipulando las acciones que piensan desarrollar para su recuperación y comprometerse a no despedir personal (…)”. Extraído de la página oficial del Ministerio de Trabajo, Empleo y Seguridad Social: http://www.trabajo.gov.ar/prp/.







Temas relacionados

Donnelley   /    Observatorio del Movimiento Obrero   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO