Política Estado Español

ESTADO ESPAÑOL

Sánchez financia la represión de inmigrantes en Marruecos

El Gobierno en funciones aprobará una inversión de 30 millones de euros para armar a Marruecos en la represión contra los inmigrantes que vienen de otros países africanos.

Guillermo Ferrari

Barcelona | @LLegui1968

Martes 23 de julio | 08:37

Mientras el “nuevo PSOE” de Sánchez negocia un “gobierno de progreso” con Unidas Podemos, el Gobierno en funciones del mismo Sánchez aprobará una partida de 30 millones de euros para fortalecer las unidades armadas de Marruecos en la persecución de inmigrantes que llegan de otros países africanos. Si alguien creía que era posible un gobierno de progreso con la casta y cal viva del PSOE, aquí tiene la respuesta.

De todas formas, no es novedosa la política de represión al inmigrante por parte del PSOE, y también del “nuevo PSOE”. Durante la corta legislatura posterior a la moción de censura, Sánchez se encargó de mantener encerrado en puertos españoles al barco de Open Arms o el Aita Mari para evita su labor de rescate en las aguas de mediterráneas.

Y de aquellos 629 inmigrantes que fueron rescatados en el Mar Mediterráneo por el barco Aquarius, solo a 80 les fue concedido el asilo. Esta es la política reformas de manos vacías del “progresismo” cuando se adapta al capitalismo en crisis. Y, éste “progresismo” se propone continuar con las típicas políticas represivas de la derecha de toda la vida.

El PSOE en esto tiene experiencia, pues ha sido la formación que se encargó de elevar la alambrada de Ceuta y Melilla hasta los 6 metros y de colocar las concertinas para provocar profundos cortes entre aquellos que traten de saltar la valla. Y, esto lo hicieron en la legislatura del “progresista” Zapatero. Y, también fueron “innovadores” en las expulsiones en caliente que fueran usadas masivamente por Rajoy.

Sin embargo, la política que ha sido más efectiva en el rechazo a los inmigrantes que huyen desesperados de guerras y graves situaciones de pobreza; ha sido los millones que el Estado español “dona” a la monarquía marroquí. No hay que olvidar que el Rey Emérito era muy amigo del padre del rey Mohamed y tiene muchos intereses económicos en el país africano. El tapón marroquí ha reducido la inmigración en un 27% respecto al año anterior.

El Consejo de Ministros aprobó recientemente una licitación de 26 millones de euros para comprar y entregar a Marruecos un pack armamentístico compuesto de 750 vehículos, 15 drones, decenas de escáneres, radares y equipamiento técnico para “controlar” sus fronteras. Esta licitación, es parte de una partida de 140 millones negociados con la UE y que tiene que gestionar el Estado. España también “financia” de la misma manera a Mauritania y Senegal.

La partida de 30 millones será usada "por las autoridades marroquíes en sus actividades de colaboración con España y toda la Unión Europea en la vigilancia de fronteras y en la lucha contra la inmigración irregular que tiene como destino las costas españolas". Esto es combustible, mantenimiento de los equipos de patrullaje, terrestres y marítimos, dietas e indemnizaciones operativas del personal. La clásica política represiva contra la inmigración que el poder llama “irregular”.

Esta política de inversiones militares en Marruecos es parte de una política de la UE sobre diferentes países del Mediterráneo. El presidente turco Erdogan ha recibido una millonada (6.000 millones tan solo en 2015) para evitar que la inmigración siria atraviese Marruecos hacia las costas griegas. Por todos es sabido los duros padecimiento de los inmigrantes en los campos de “acogida” turcos. También recibe “ayudas” millonarias el régimen en Libia con las consecuencias por todos conocidas.

El problema no es la inmigración, sino el imperialismo

A la hora de pensar políticas para resolver las inmigraciones masivas, no hay gobierno que ataque las causas. Ninguno se detiene a exponer los motivos reales de tales migraciones. Y, esto es así porque son los mismos países imperialistas, que reprimen a los inmigrantes, los que saquean los países de dónde amplias franjas de la población huyen.

Son los gobiernos de países imperialistas, como el del Estado español y la Unión Europea, ya sean conservadores o “progresistas” quienes atacan a los trabajadores y pueblos nativos junto con una casta de dirigentes vernáculos corruptos. Es mentira cuando dicen que “España no puede acoger a todos”. El problema es que España junto con EEUU y el resto de las potencias europeas saquean a los países del mal llamado “tercer mundo”.

El caso más notable ha sido el éxodo masivo de Siria. La dictadura de Bashar al Assad, apoyada por EEUU y las potencias europeas desató una guerra civil implacable contra la resistencia del propio pueblo. Los bombardeos indiscriminados promovidos por EEUU y Francia ha provocado un movimiento migratorio sin precedentes atravesando Turquía para entrar a la UE en las costas griegas.

Todas estas medidas represivas de Pedro Sánchez no solo demuestran que no es un progresista, ni siquiera de izquierdas. También demuestran que no resolverán los graves padecimientos de los migrantes sino que los agravarán. En esta cuestión, como en muchas otras, los trabajadores tienen mucho que decir. Puesto que desde el poder se fomenta el odio y el enfrentamiento entre migrantes que huyen de la guerra y el saqueo imperialistas, por un lado, y los trabajadores superexplotados por las mismas empresas que saquean los países dominados.

Por ello tiene tanto sentido el eslogan “Nativa o extranjera, la misma clase obrera”. Esta unidad es tan potente como para enfrentar al Régimen del 78 y las empresas del Ibex 35 y dar pasos para acabar con la explotación capitalista en el país y con el saqueo imperialista por parte del Estado español. Solo así se podrá comenzar a dar solución a los graves padecimientos de las migraciones masivas.







Temas relacionados

Migración   /    Pedro Sánchez   /    Política Estado Español   /    Marruecos   /    Inmigración   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO