Internacional

Las contradicciones en el discurso de guerra entre Obama y su Estado Mayor

Obama aseguró este miércoles que Estados Unidos no volverá a librar una guerra sobre el terreno en Irak, contradiciendo de esta forma al jefe del Estado Mayor Conjunto, Martin Dempsey, que el martes declaró no descartar que los soldados norteamericanos tengan que volver al combate terrestre en Irak.

Jueves 18 de septiembre de 2014 | Edición del día

Foto: REUTERS/Larry Downing

En un artículo anterior, publicado el pasado martes, señalábamos la contradicción existente en el plan de guerra de Obama, donde los bombardeos como medios no se adaptan a los fines proclamados de “destruir a ISIS”. Uno de los grandes puntos oscuros de la estrategia norteamericana es quién va a luchar en el terreno en lugar del Ejército norteamericano.

Las respuestas dadas hasta ahora no son convincentes.

Es por esto que Dempsey en su exposición frente al Senado se vio obligado a admitir que no descarta tener que recomendar al presidente la utilización de tropas norteamericanas en el combate. Sin embargo, Obama tiene que presentar un discurso digerible por la opinión pública norteamericana.

El presidente norteamericano trata de alejar el fantasma de la guerra de Irak que encabezara Bush Jr. a partir de 2003. Durante su discurso de este miércoles en la Base de la Fuerza Aérea MacDill, en Tampa (Florida), aseguró que los ataques aéreos serán la principal contribución de Estados Unidos al combate contra Estado Islámico. Y agregó, "Como su comandante en jefe no los comprometeré, ni a ustedes ni al resto de las fuerzas armadas, en otra guerra sobre el terreno en Irak”.

El Washinton Post y ABC news publicaron hace unos días una encuesta donde el 71% de los encuestados apoyaría los bombardeos en Irak y un 65% que se extiendan a Siria. La difusión de la encuesta fue parte de la creación de una opinión pública favorable a la guerra, pero Obama sabe que esta misma opinión pública no lo acompañaría si se tratase de un despliegue de miles de soldados combatiendo sobre el terreno.

Las diferencias entre Obama y Dempsey, no son más que la expresión de la contradicción entre el plan de guerra en el papel y en la realidad.







Temas relacionados

Barack Obama   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO