Géneros y Sexualidades

México

INTERNACIONAL

Feminicidio y redes de trata: la realidad de las mujeres en el estado de México

Desde hace muchos años el Estado de México se ha convertido en el bastión político y electoral del PRI a nivel nacional. Las diferentes administraciones de la entidad mexiquense se han caracterizado por su tolerancia de ante los numerosos casos de feminicidios y desapariciones forzadas de mujeres y niñas; lo que lo ha convertido en uno de los lugares más peligrosos para ser mujer en México.

Sábado 21 de febrero de 2015 | Edición del día

Fotografías de niñas y adolescentes desaparecidas en el EdoMex

El miércoles 18, fueron encontrados los cuerpos sin vida de tres mujeres en los municipios de Tequixquiac, Villa Victoria y Tenancingo. Las mujeres de entre 20 y 35 años fueron halladas en un canal de aguas negras, a la orilla de un río y afuera de su casa, respectivamente.

Días antes en el municipio de Ecatepec, fueron asesinadas a balazos dos mujeres de 31 y 34 años, que acudían a recoger a sus hijos a una escuela privada en la colonia Jardines de Morelos. Un mes antes en una plaza comercial ubicada en Ixtapaluca, una joven de 25 años fue apuñalada más de 50 veces por su novio.

En diciembre del año pasado fue encontrado descuartizado en una caja de cartón, el cuerpo de Itzel Sánchez de 20 años en un tiradero del municipio de Otzolotepec. En noviembre Liliana Morales, de tan sólo 12 años de edad, desapareció en el municipio de Cuautitlán Izcalli y ocho días después su cuerpo fue encontrado sin vida en Tultitlán. En octubre del año pasado fueron encontrados restos óseos humanos en el Gran Canal, de los cuales 14 pertenecían a mujeres jóvenes de entre 13 y 20 años.

Éstas son sólo algunas de las historias de mujeres desaparecidas y asesinadas en el Estado de México, cuyos casos se cuentan por cientos y son una muestra el verdadero rostro del gobierno a nivel nacional y particularmente en el Estado de México.

Con los gobiernos del PRI: más femininidios, más impunidad

Desde su fundación en 1929 y hasta la actualidad, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ha gobernado en el Estado de México, la entidad más poblada del país con más de 15 millones de habitantes. Los diferentes gobernadores de la entidad han ocupado posterior a sus gestiones, importantes cargos en la administración federal.
El caso más emblemático es el de Enrique Peña Nieto, quien durante su administración en el Estado de México registró los índices más altos de feminicidios a nivel nacional, la represión y tortura sexual contra mujeres de Atenco, además de numerosos casos de abuso y violencia contra campesinos, homosexuales y luchadores sociales. En 2012 fue impuesto como presidente y en lo que va de su sexenio, los índices de feminicidio, desapariciones forzadas y violencia se han disparado alarmantemente en todo el país.

El Observatorio Ciudadano Nacional de Feminicidio (OCNF) indica que de 2005 a 2010 ocurrieron 922 feminicidios, y de marzo de 2011 a diciembre de 2012 otros 563 en el Estado de México. Según declaraciones del gobernador Eruviel Ávila en 2014, en el Estado de México “hay cosas más graves que atender, que los feminicidios”. La estrategia de los gobiernos de la entidad, ha sido la de ignorar y menospreciar los casos de feminicidio y desapariciones de mujeres así como los reclamos de justicia de sus familiares, y empalma con la política machista y misógina de la administración del estado, supuestamente encargadas de dar justicia y seguridad a sus habitantes.

Ecatepec, muy peligroso para las mujeres

Ecatepec es el municipio más poblado del país con más de 1.6 millones de habitantes. Según el periodista Humberto Padgett, en su libro Las muertas del Estado: Feminicidios durante la administración mexiquense de Enrique Peña Nieto, de 2008 a 2011 Ecatepec superó el promedio estatal de feminicidio y tan sólo en 2011, hubo más de 100 casos de feminicidios en la entidad.

El municipio es conocido no sólo por los cientos de casos de feminicidio que no han sido reconocidos por las autoridades, sino también por sus altos índices de violencia, secuestros, desapariciones forzadas, aumento de las redes de trata y la pobreza que se registran en la zona, y que se profundizaron debido a la política de militarización del estado, perpetuada por Eruviel Ávila.

Según la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), el año pasado se registraron 400 casos de niñas y adolescentes desaparecidas en los municipios de Ecatepec, Tecámac, Chimalhuacán y Nezahualcóyotl. Organizaciones civiles afirman que de estas niñas y adolescentes desaparecidas, 70% fueron enganchadas mediante redes sociales y 60 de ellas son de Ecatepec.

Detrás de las desapariciones forzadas: redes de trata

Las niñas y adolescentes desaparecidas comparten un mismo patrón: de entre 12 y 17 años de edad, delgadas, morenas, ojos grandes, cabello largo a la espalda o al hombro; dejaron notas a sus familias diciendo “que no las buscaran, que iban a estar bien”. Según David Mancera Figueroa presidente de Solidaridad con las Familias de Ecatepec: “estamos hablando de una red de trata de personas y trata de personas en todas las modalidades”.

Las bandas del crimen organizado -en complicidad con el gobierno y las fuerzas armadas-, seleccionan el perfil de las víctimas antes de las desapariciones forzadas. Las relaciones de la prostitución y las redes de trata con los políticos del régimen mexicano no son una novedad. Tanto los gobiernos estatales y federal, se han caracterizado por su complicidad con los asesinos de mujeres, así como por su participación en redes de trata para explotación sexual o laboral.

En los últimos años éstas rede se han fortalecido enormemente, bajo el amparo de la militarización del país y la impunidad. La explotación de millones de mujeres y niñas genera ganancias por más de 32 mil millones de dólares anuales y son el tercer negocio más lucrativo, después de la venta de drogas y armas a nivel mundial.







Temas relacionados

Femicidios   /    Redes de trata   /    Géneros y Sexualidades   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO