JORNADA POR LA BIODIVERSIDAD

Día Mundial de la Diversidad Biológica y los retos de la biodiversidad mexicana

Este 22 de mayo se celebra el Día Internacional de la Diversidad Biológica, creado con el propósito de aumentar el conocimiento y concientizar sobre la importancia de la biodiversidad.

Martes 22 de mayo de 2018 | 20:02

1 / 1

El concepto de Diversidad Biológica está intrínsecamente ligado a la necesidad de preservar las diferentes especies y ecosistemas para futuras generaciones. Fue parte de la gran Cumbre del Planeta Tierra en Río de Janeiro en 1992, donde se establecieron también procesos importantísimos como la Convención Marco de Cambio Climático y la Convención para Combatir la Desertificación.

Desde 1992, la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Flora y Fauna Silvestres (CITES) surgió como un plan desde todas las naciones para emprender acciones para preservar la diversidad ecológica mundial, el lema de ésta es “25 años defendiendo la biodiversidad”, sin embargo, la biodiversidad mexicana enfrenta grandes retos

En la actual Jornada Internacional de la Biodiversidad, instituida por la ONU en 1993, se evidencia todo el drama de la conservación de la diversidad biológica, la utilización sostenible de sus componentes y la participación justa y equitativa en los beneficios que se derivan de la utilización de los recursos genéticos.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), anunció que la institución tiene el reto de llegar a cumplir con las metas del convenio para la diversidad biológica, antes de que termine la presente administración federal. El reto consiste en que 17 por ciento del territorio terrestre y 10 por ciento del territorio marino sean Áreas Naturales Protegidas.

El capitalismo mata la biodiversidad

México es el cuarto lugar a nivel mundial en biodiversidad, entre el 10 y el 12 % de la biodiversidad del planeta se concentran en su territorio. Sin embargo, toda esta riqueza está en grave peligro gracias a la voracidad de las actividades extractivas y la indiferencia de la legislación. El Centro para la Biodiversidad Biológica (CBD) publicó con motivo del día de la Tierra su informe, que llama la atención por tener a diez especies icónicas del País como especies amenazadas, por la falta de una legislación acorde y, también, por la corrupción que priva en la explotación irracional del medio ambiente.

El caso más lamentable es el de la Vaquita Marina, al principio de la administración de Peña Nieto se contaban alrededor de 200 ejemplares y para el 2017 poco menos de 30 de estos sobreviven.

Según estimaciones del CDB, el problema con esta especie es la pesca excesiva de la Totoaba, (otra especie en peligro) que, de seguir así, para el 2021 esta especie quedaría oficialmente extinta. Otras especies son, la tortuga laúd, el lobo mexicano, el ajolote, la guacamaya roja, la mariposa monarca, el coral cuerno de alce, el pepino de mar, la orquídea monja blanca, y el jaguar; son especies que se encuentran en alguna categoría de riesgo. Entre las principales causas se encuentran: perdida de hábitat, caza indiscriminada, tráfico de especies, y pesca excesiva.

Según Olivera Bonilla, biólogo marino y Maestro en Ciencias con especialidad en Uso, Manejo y Preservación de los Recursos Naturales, denunció: “Tenemos leyes que buscan proteger estas especies; sin embargo, la legislación actual no corresponde a la realidad para todas las amenazas que las especies en peligro de extinción están sufriendo”. Las especies emblemáticas mencionadas están incluidas en la NOM (Norma Oficial Mexicana) 059, sin embargo, recriminó el experto, la lista no ha sido actualizada en casi una década, es decir; desde la mitad de la administración de Felipe Calderón Hinojosa y la actual, a cargo de Enrique Peña Nieto, no se ha publicado modificación alguna.

También hay que mencionar el recorte en presupuesto a la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), en los últimos dos sexenios, pues en 2012, antes de que Peña Nieto rindiera protesta como Presidente, la Semarnat recibió un presupuesto de 54 mil 717 millones de pesos. Ya para 2015, a la mitad de su mandato, la instancia obtuvo 67 mil 976 millones, pero el siguiente año se le trasquilaron 12 mil millones, con lo que se llegó a los 55 mil 770 mdp. Además, la administración de Peña Nieto aprobó este año la ley general de biodiversidad, la cual da paso a la expoliación masiva de las áreas naturales protegidas.

El negocio del contrabando

Otro de los grandes problemas que enfrenta la biodiversidad mexicana es el tráfico de especies. Este mercado negro es uno de los negocios ilegales más redituables en el mundo, después del contrabando de drogas y el de armas, con ganancias mundiales que se estiman hasta en 100,000 millones de dólares (mdd) anuales, de acuerdo con el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

Además de la reciente aprobación de la ley de biodiversidad, la cual ha sido fuertemente reprobada por activistas por el medio ambiente y organizaciones como Greenpeace, Animal Heroes, Centro para la Diversidad Biológica, entre otras, las cuales señalan que este proyecto de ley es un gran retroceso en materia de protección y conservación al medio ambiente. Señalan también que uno de los puntos más preocupantes tiene que ver con la eliminación de un trato digno y ético a la fauna silvestre.

La gran riqueza ecológica que tiene México y por supuesto sus recursos naturales están amenazados por la voracidad de las grandes empresas que expolian los ecosistemas, además de que despojan a las comunidades originarias de sus territorios, ante esto urge una salida anticapitalista que proteja a nuestro medio ambiente.






Comentarios

DEJAR COMENTARIO