Política

#NoSeOlvidenDeCabezas

A 23 años del asesinato de José Luis Cabezas, continúa la exigencia de justicia

Se cumplen este 25 de enero 23 años del asesinato del reportero gráfico José Luis Cabezas. Sus asesinos, en su mayoría policías y sicarios de la Bonaerense, están todos en libertad

Gloria Pagés

Hermana de desaparecidos | CeProDH | @Gloria_Pages

Sábado 25 de enero | 14:48

José Luis Cabezas era reportero gráfico y trabajaba en la revista Noticias. Muchas de las notas e investigaciones ilustradas con sus impactantes fotografías cobraron una relevancia política colosal. Una de ellas fue la que le sacó al jefe de la Policía bonaerense Klodzic que acompañaba la nota titulada “La maldita policía” que se publicó el 8 de agosto de 1995. La foto hablaba por si sola. Klodzic mira a la cámara y verdaderamente da miedo.

La otra fue al multimillonario empresario Alfredo Yabrán, influyente entre políticos, jueces y funcionarios, pero al que nadie le conocía el rostro. La foto de José Luis fue la tapa de Noticias del 16 de febrero de 1996: era el empresario paseaba por las playa de la ostentosa ciudad balnearia Pinamar.

Cabezas fue asesinado en la madrugada del 25 de enero de 1997. Cubría junto al periodista Gabriel Micchi una fiesta de cumpleaños en la casa del empresario postal Oscar Andreani.

Al terminar su trabajo, lo secuestraron, lo torturaron, lo balearon para llevarlo luego a una cava escondida en un camino rural a la vera de la ruta que une Gral. Madariaga y Pinamar y, una vez allí, lo remataron con dos tiros y prendieron fuego el auto con el cuerpo del fotógrafo adentro.

La Nación titulaba "Hallaron a un periodista carbonizado en Madariaga". Clarín decía "Matan y queman a un periodista en la Costa”.

La conmoción fue inmensa. No solo por el asesinato en sí mismo como hecho policial, sino porque se dejaba entrever en el mismo -y se vería en el curso de su investigación- la convivencia entre mafias, policías, políticos, funcionarios judiciales y, como no podía ser de otra manera, los servicios de inteligencia.

Entramado mafioso

En una nota en este diario, Ricardo Ragendorfer pone de manifiesto que las hipótesis de las responsabilidades podrían alrededor tanto Yabrán como del jefe de la Bonarenses Pedro Klodczyk “en razón a esa tapa con la foto de Klodczyk, publicada el 8 de agosto del año anterior”. Señala también que “las amenazas veladas, los neumáticos cortados, los vidrios rotos, los aprietes y las balas constituían ya el estilo de comunicación de ese empresario con la prensa. Y en la redacción de Noticias, casi un lugar común; en parte, por las imágenes de Cabezas a Yabrán al salir del mar”.

Ragendorfer concluye entonces que “su asesinato pudo ser obra de gente al servicio de Yabrán o de efectivos de la díscola mazorca provincial. Ocurría que, de enero a marzo, la paradisíaca Pinamar tenía el dudoso mérito de ser la ciudad argentina con más densidad de guardaespaldas por metro cuadrado: cientos de uniformados en actividad paralela, ex policías exonerados, viejos verdugos de la ESMA y toda clase de peligrosos parias del sistema estatal cuidaban el sagrado descanso de los turistas”.

El caso Cabezas se convirtió en un eje fundamental de la política sacando a la luz “una verdadera puja de hipótesis: la pista policial o la pista Yabrán (…), a todas luces, una furiosa pulseada no ajena a otra: la del propio gobernador Duhalde con el presidente Menem –el gran protector de Yabrán–, a quien pretendía suceder en el sillón de Rivadavia”. La hipótesis de la Bonaerense era una mancha venesosa sobre el Gobernador, que, señala Ragendorfer, “éste depositó todos sus recursos en inclinar la carga de la culpa hacia su acaudalado archienemigo”.

Diagamos también que el entonces ministro de economía Domingo Cavallo denunció al empresario telepostal de liderar grupos mafiosos con mucha influencia entre diputados, senadores, funcionarios del gobierno de Menem y jueces. Esa denuncia hizo estallar la relación entre el presidente y el exministro de economía y precipitó una crisis dentro del gobierno nacional.

Ni un poco de justicia, solo impunidad

Finalmente el 2 de febrero de 2000, terminado el juicio oral y público, el juez de Dolores, José Luis Macchi condenó a cuatro policías: Gustavo Prellezo, Sergio Camaratta, Aníbal Luna y el comisario “La Liebre” Gómez. También fueron presos el jefe de seguridad de Yabrán, el exsargento Gregorio Ríos, y la banda de “Los Horneros”, integrada por José Luis Auge, Miguel Retana, Sergio González y Horacio Braga.

En la causa judicial no faltó nada: testigos truchos, peritos truchos, pruebas perdidas, pistas falsas, perejiles, pases de facturas entre políticos, centralmente Menem y Duhalde y un sinfín de irregularidades que, más que aclarar el asesinato, dejaron claro que todo se trataba de organizaciones delictivas y negocios turbios entre empresarios como Alfredo Yabrán, políticos, policías de todos los rangos, funcionarios judiciales y agentes de la ex SIDE.

Prellezo, quien le dispara los tiros finales a Cabezas, fue condenado a prisión perpetua como "autor material".

Se determinó también que el empresario Alfredo Yabrán fue el autor intelectual "mediato" del crimen de Cabezas, y que su jefe de custodia, Gregorio Ríos, fue el autor "inmediato".

Cuando se emitió la orden de arresto contra el magnate, éste pasó a la clandestinidad. Cinco días después, el 20 de mayo de 1998, Yabrán se suicidó disparándose en la cara con una escopeta.

En los últimos años, todos los condenados fueron recuperando la libertad y en 2010, a Prellezo le otorgaron la prisión domiciliaria por problemas de salud.

El 8 de enero de 2017, el ex policía salió en libertad condicional por decisión de la Cámara de Apelaciones de Dolores.

Homenajes y reclamo de justicia

Prellezo se ejerce como abogado desde el 22 de agosto de 2018 y hasta hoy figura en el padrón web del CPACF "Prellezo Gustavo Daniel" figuraba habilitado en el "Tomo 132" y "Folio 582". Gladys Cabezas, hermana del reportero gráfico explicó este sábado a Télam que “hasta la fecha el Colegio Público de Abogados de la Capital Federal (CPACF), presidido por Eduardo Awad, no se expidió sobre su reclamo para retirarle la matrícula a Prellezo (58) hasta que cumpla con la condena de la justicia".

El 26 de diciembre, la familia, a través de su abogado Alejandro Vecchi, le envió una carta documento al presidente Awad para notificarlo de esta situación y que se expida sobre la cuestión, más allá de la resolución que aun tramita en el Tribunal de Disciplina del CPACF.

A 23 años del asesinato de José Luis Cabezas, la Asociación de Reporteros Gráficos de la República Argentina (ARGRA) realizó este viernes un acto para homenajearlo y para exigir justicia.

Desde La Izquierda Diario hacemos nuestro ese reclamo y seguimos diciendo #NoSeOlvidenDeCabezas.







Temas relacionados

Alfredo Yabrán   /    Eduardo Duhalde   /    Carlos Menem   /    Policía Bonaerense   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO