Cultura

ANIVERSARIO

[videos] 20 años de ContraImagen, el arte y un camino revolucionario junto a los trabajadores

Más de doscientos cincuenta asistentes disfrutaron de una gran muestra y presentación de “20 años de ContraImagen”. Se recibieron innumerables saludos y la presencia de artistas, trabajadores de Pepsico, la Editorial IPS y la impactante “realidad virtual”.

Elizabeth Yang

@Elizabeth_Yang_

Lunes 4 de diciembre | 14:45

Entre los saludos recibidos, fue muy emotivo el de Juana Sapire, quien acompañaba la charla en vivo por FaceBook, “les mando saludos y abrazos fraternos. Lo veo a Raymundo, el hermoso afiche que hicieron”. Pasaron también integrantes de distintos grupos de arte como Silbando Bembas y Arde Arte, José Luis Meirás y Natalia Revale.

El público fue recorriendo la muestra con un atento interés, y la charla de presentación contó algo de la historia que acompañaba a esos documentales, carteles, dibujos, fotos, videos de performance callejeras, serigrafías, cine y festivales.

“La idea de esta pequeña charla e imágenes que vamos a pasar es contarles un poco el sentido de por qué nos encontramos aquí en este aniversario y celebración de ContraImagen”, Carmela Torres, artista plástica y docente.

“Somos una agrupación de militantes del PTS y compañeros independientes que hace 20 años venimos participando de los acontecimientos más importantes del país, y queríamos reivindicar y mostrarles todo lo que estuvimos haciendo a lo largo de estos años, producciones artísticas y políticas, colectivas o individuales, pero que todas van en el mismo sentido, de unir nuestro arte a la lucha de los trabajadores, que son quienes opinamos pueden transformar esta sociedad radicalmente. Es en este sentido que está volcada nuestra práctica militante y la tradición que hoy queremos rescatar, llamar a la organización, a que muchos artistas abracen las ideas de la revolución, más allá del tipo de producciones que hagamos, nuestro norte está en construir una organización revolucionaria para cambiar esta sociedad de raíz.”

“El recorrido de la muestra va desde el año 1997 hasta hoy. Una creatividad puesta al servicio de los trabajadores. Algo de todo esto está en la línea de tiempo expuesta en los paneles. En particular en el 2001 cuando surgieron nuevas formas de hacer arte y política.”

También Contraimagen contribuyó en las universidades y casas de estudio de las distintas disciplinas de arte organizando a los estudiantes en los centros. Del mismo modo hizo su aporte a la agrupación de mujeres Pan y Rosas.

Siguió Violeta Bruck, documentalista, contando los inicios de Contraimagen “surge cuando se cumplían los veinte años del golpe militar, había un movimiento democrático, muchas movilizaciones por el juicio y castigo, contra la represión y la impunidad. Y luchas de los trabajadores contra las políticas de Menem. Nuestras primeras producciones eran lo que llamábamos la ‘Contrainformación’. Poder difundir lo que los grandes medios no mostraban, aportando a las luchas que surgían con nuestras producciones. En aquel entonces había que revelar las fotos, y los videos eran VHS. Repartíamos esas producciones para difundirlas y lograr solidaridad, ese era nuestro aporte en los comienzos”.

Nos contó cómo en las Jornadas Revolucionarias del 2001, "con el surgimiento de las asambleas populares, el movimiento de desocupados y las fábricas recuperadas, también aparece en el arte muchos grupos de cine militante y nosotros somos parte de ese movimiento, impulsando iniciativas en común, por ejemplo Argentina Arde. Así como había asambleas en los barrios, esta era una específica de artistas, trabajadores de la cultura y comunicadores. Fuimos parte del primer volante que se hizo para la convocatoria y que repartimos por todos lados. De ahí se sacó un periódico y un noticiero obrero”.

Luego como es común que suceda, los grupos volcaron sus actividades según sus posiciones políticas e ideológicas. Algunos al movimiento de desocupados, otros al barrial, y en particular Contraimagen con el movimiento de fábricas recuperadas que mostraba una salida obrera a la crisis cuando cerraban una fábrica y aumentaba la desocupación. Se pueden ver muchas producciones que muestran a Zanón y Brukman.

“El objetivo era contagiar a otros trabajadores y que se organizaran. Junto a otras organizaciones que coincidían con esta mirada fundamos Kino Nuestra Lucha. Este punto de vista, de tomar el proceso de fábricas ocupadas fue política del Partido de los Trabajadores Socialistas, del que somos parte e impulsa Contraimagen”, agregó Violeta Bruck.

Mucho del archivo de Arte y Política que fue expuesto en la muestra, es parte de libros y estudios sobre vanguardias de arte, un ejemplo fue la jornada de “Arte y Confección”.

Marcos Cabero, también documentalista, habló sobre esta experiencia en la fábrica ocupada Brukman. “En el tercer desalojo de la fábrica, dejó a las compañeras en la plaza de al lado de la fábrica. Y ahí fue donde confluimos con un grupo de artistas, en cómo aportar y colaborar en el desarrollo del conflicto y extenderlo. ‘Arte y Confección’ fue después del 2001 lo más novedoso de Arte y Política en la vanguardia artística. Que delibera sobre los objetivos del arte. Fue toda una semana que además de los artistas mostrar su arte, también deliberan, y se armó una mesa de arte y conflicto, donde historiadores, artistas de los 70 y 80, retomaban su intervención en el arte y la política, y nosotros que éramos una nueva generación que queríamos hacer lo mismo. Obviamente cada uno de los que participamos definíamos también nuestra personalidad política.”

Concluyó en los objetivos de aportar “en la pelea contra el capitalismo que creemos nosotros solo nos trae penurias, y que en el terreno del arte y de la cultura nos encierra en una cárcel que nos impide que la gran mayoría de los creativos y de los artistas podamos desarrollar plenamente nuestras ideas y producciones. El capitalismo es un sistema que quiere que nos vendamos al mejor postor”.

Retomó Violeta para contar que después del 2001 vino el kirchnerismo que tuvo una política muy fuerte de cooptación (una forma de asimilación al estado) de sectores de la cultura y derechos humanos. “Aquí nuestro grupo se plantó y siguió mostrando luchas muy duras como la de Mafissa, del Casino, la desaparición de Julio López”.

En el terreno de la propaganda Contraimagen aportó con producciones para la difusión de la historia de revoluciones, La revolución y guerra civil en España en el 2006, luego a 90 años de la Revolución Rusa que se llamó “Ellos se atrevieron”.

“Fue algo novedoso, porque pensamos en traer esas ideas y experiencias de esas revoluciones a la actualidad, rescatarlas pero no como algo de conocimiento histórico, sino para que todas esas conclusiones sirvan para la actualidad”.

Después fue el momento de hacer TvPTS donde se pusieron todos los recursos y experiencia de Contraimagen, cuando recién comenzaba el streaming, las transmisiones por internet, “siempre con esta idea de amplificar y llegar a más gente con nuestras ideas revolucionarias, a un auditorio cada vez más amplio. Con una programación diaria, con programas nacionales e internacionales, de debate ideológico”. Y concluyó haciendo referencia al aporte realizado al FIT con los spots de campaña electoral desde el 2011. En la última campaña hubo un aporte en renovar con originales y creativos murales de nuestros candidatos.

Con esta misma idea se crea LID, una iniciativa del PTS, donde también se volcó toda la producción audiovisual, primero en un programa de Tv y luego en transmisiones en vivo como fue la lucha de Pepsico. No solo con la idea de difundir las luchas y hacer contrainformación, sino también y siempre, con el objetivo de transmitir las ideas revolucionarias.

La miniserie en web “Marx ha vuelto” es un ejemplo de esto último, que además tiene casi 400 mil reproducciones. Una producción de ficción que divulga las ideas marxistas, comunistas. Un material que se usa para dar cursos entre trabajadores y jóvenes, no solo para Argentina sino que está traducido a cuatro idiomas. “Para nosotros es un incentivo muy grande esta difusión, y queremos hacerlo en una escala mayor”.

Video exhibido en la muestra

La conmemoración de estos 20 años no es algo nostálgico sino para ver cómo renovamos las fuerzas y tenemos un impulso mayor para la militancia en los años que vienen.

Marcos retomó la experiencia del Trotskismo de los años 20 y 30, y en el “Manifiesto por un arte revolucionario independiente”, sobre lo más importante que pueden hacer los artistas, pelear por la liberación de la humanidad, por una salida revolucionaria, terminar con el sistema capitalista y el estado opresor, y crear una sociedad nueva, basada en otros valores. No los impuestos por el capitalismo que son los del mercado.”

Rodrigo Wilson se refirió a Enfoque Rojo, que retomando toda la experiencia que contaron de Contraimagen, más la de TvPTS, luego fue volcada a La Izquierda Diario, al tiempo que se fue organizándose la agrupación que contaba con un núcleo compañeras y compañeros que comenzaban a formarse en el lenguaje de la fotografía. Todo al servicio de lo que es hoy una voz con autoridad en la izquierda, La Izquierda Diario.

“No sé si recuerdan un 24 de marzo a la patota de Moreno”, nos decía. “Cuando todos los medios de comunicación tenían todas las cámaras apuntando para otro lado, mientras la patota de Moreno quería impedir el ingreso de Memoria Verdad y Justicia y la columna de la izquierda a Plaza de Mayo, como estábamos en la cabecera de esa columna pudimos registrar lo que nadie podía, que era Guillermo Moreno al frente de la patota”. Después todos los medios levantaron este material.

El proceso de lucha de Lear está también todo registrado, y el muy conocido “gendarme carancho” también por las cámaras tanto de Tv como de Enfoque.

Y en la actualidad con el trabajo en Argra y crónicas importantes como en la nota sobre el diputado electo Vilca, Crónica de un obrero kolla y trotskista.

Los fotógrafos tuvieron en el subsuelo de la sede de Alsina 975, donde fue muestra, la exposición de sus trabajos y trayectoria.

Luego Rodolfo Fucile ilustrador nos habló sobre el trabajo precarizado en el arte, los llamados freelance o proveedores del estado.

“Hace un tiempo me contacté con ‘La Izquierda Diario’ para plantearles la problemática de la precariedad laboral de los ilustradores. Y quiero agradecer esta posibilidad de hablar acá, yo no vengo de la militancia del PTS pero identifico con la izquierda y me abrieron las puertas del diario para hablar acá. Pude escribir varias notas y me hicieron una entrevista. Y tengo que destacar que LID fue el primer medio importante que le dio algún tipo de cabida a esta problemática.”

Sobre el tema nos decía que “si bien se habla en general de los problemas de la cultura o las industrias culturales a grandes rasgos, nunca se enfoca en ningún medio desde la perspectiva de los trabajadores y sobre todo de los que estamos precarizados. El tipo de contratación freelance es absolutamente precarizado. Freelance suena como cool pero en realidad somos como changarines. Somos cuentapropistas por fuera de las leyes laborales. No estamos en negro, es peor aún. Estamos como monotributistas en un intercambio de servicios como si fuera de igual a igual pero no es así. De un lado tendríamos a Planeta o Random House, Prisa, o cualquier grupo y por otro lado el ilustrador, que tiene que negociar con incertidumbre e inestabilidad laboral. En un sentido es al punto que lo quieren llevar ahora a todos los trabajadores, con la nueva reforma laboral, que quieren imponer este gobierno y los sectores patronales. También se fue degradando desde el estado. En el gobierno kirchnerista se mantuvieron todas las precarizaciones que se habían iniciado en el menemismo, contratos a término o como proveedores".

“Por no estar organizados, por no tener un sindicato o aglutinados de alguna manera en un movimiento, no se visibiliza. Y son muchos los oficios que están en estas condiciones.”

Y planteó un desafío, “agruparnos, no solo los dibujantes sino con otros sectores que estén en la misma situación, intercambiar y ver cómo hacemos conocido este reclamo, y unirnos con todas las luchas que se vayan dando en el movimiento obrero. Porque nosotros somos artistas, ilustradores, pero también somos trabajadores.”

Realidad virtual

Mientras transcurría la jornada, el público podía hacer una experiencia inmersiva, cargada emoción poniéndose los lentes para asistir al cortometraje "Jamas Vencidos, una historia en Realidad Virtual de la lucha de PepsiCo".

Nos contó Marcos que “comenzamos un rodaje en video 360 como una forma de apropiarnos de esta nueva tecnología. Todo este material, que incluye una visión novedosa de la represión y desalojo de la planta del pasado julio, junto a otras escenas cotidianas de su lucha, son parte del corto.”

Por la instalación pasaron trabajadores de PepsiCo, estudiantes, docentes y militantes sociales, entre otros, y todos quedaron muy impactados.

“Diez días que estremecieron al mundo”

En la misma jornada, Daniel Lencina presentó conocido libro del periodista John Reed sobre la Revolución Rusa, y habló acerca de Ediciones IPS y su carácter militante ligado al PTS. “Integré un equipo editor del libro junto con varios compañeros que están aquí hoy, y nuestro objetivo es que llegue a la mayor cantidad de trabajadores”.

Se preguntó por qué este libro vale la pena ser leído, “en las ediciones anteriores, en las notas al pie, se desprestigiaba a revolucionarios como León Trotsky tratándolos de mencheviques o directamente de contrarrevolucionarios. Todas estas notas fueron sacadas en esta edición. Y además se realizó un cotejo minucioso con el original en inglés y pudimos recuperar partes que no estaban traducidas al castellano”.

“Diez días que estremecieron al mundo” de Ediciones IPS tiene una ilustración en cada uno de los capítulos especialmente realizada por los compañeros integrantes de La Caja Roja para esta edición. A su vez estas ilustraciones fueron expuestas en la muestra en forma destacada y en homenaje a los 100 años de la Revolución Rusa.

Capitulo 11 El afianzamiento del poder

Lencina agregó que la revolución del 17 al ser tan profunda empujó a millones que eran analfabetos a aprender a leer e interesarse por todo tipo de lecturas, desde literatura a periódicos políticos. Otro hecho a destacar es cómo los trabajadores respondieron al control obrero de la producción frente al sabotaje de los capitalistas. Y finalmente el papel que tuvieron las mujeres en la revolución y en las conquistas que obtuvieron sobre la legalización del aborto entre otras.

El propio John Reed explica por qué los bolcheviques lograron la victoria, y fue gracias a que “supieron interpretar los deseos de los trabajadores y llevarlos a la toma del poder, supo comprender las aspiraciones de las masas oprimidas y explotadas cambiado la historia para siempre. Y esta es su actualidad, porque el comunismo es la sociedad por la que luchamos, una sociedad sin explotadores ni explotados, el reino de la abundancia y de la libertad como decía Marx”.

Siguió la noche con la obra presentada por el grupo Molino Teatro Político, teatralizando un poema sobre Santiago Maldonado.

Ana Seligra nos dejó su danza, recorriendo con su cuerpo la muestra y la denuncia por Nahuel y Maldonado.

La jornada finalizó con música a cargo de la Red de Bandas quienes vienen de organizar los festivales de solidaridad con los trabajadores de Pepsico, y otros cantantes como Marie de telefónicos, Nacho con el folklore, y la banda Arual Aura.

Te puede interesar Miles de jóvenes en el festival solidario con los trabajadores de PepsiCo

Contraimagen en la muestra






Temas relacionados

Historia de la Revolución Rusa   /   Revolución rusa   /   John Reed   /   Contraimagen    /   Tvpts   /   PTS   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO