Venezuela

Venezuela

Un golpista y asesino con “prisión domiciliaria”

La justicia venezolana dictó la semana pasada la prisión domiciliaria para Iván Simonovis, un comisario que tenía una condena de 30 años por haber participado en la “Masacre de Puente Llaguno” durante el golpe de Estado de 2002. La liberación de Simonovis era exigida por la oposición de derecha y no son pocos los que la consideran como un gesto de parte del Gobierno de Maduro.

Milton D'León

Caracas @MiltonDLeon

Sábado 27 de septiembre de 2014 | Edición del día

Fotografía: Reuters

La reciente liberación del asesino Iván Simonovis, bajo la inventiva de que se trata de “casa por cárcel” por su situación de salud, un genocida sentenciado y declarado culpable, condenado a cumplir una condena de 30 años en la prisión por crímenes de lesa humanidad en los acontecimientos de “La Masacre de Puente Llaguno” durante golpe de Estado de abril de 2002, es la complementación en el plano político de los entendimientos nacionales, más allá que Maduro haya manifestado que es una decisión que le compete al poder judicial.

Basta recordar que una de las primeras condiciones de la oposición derechista aglutinada en la Mesa de Unidad Democrática (MUD), en las mesas de diálogo, era precisamente, poder pedir la liberación de Simonovis para poder generar la continuidad de un proceso de dicho diálogo. En busca de la llamada “gobernabilidad” en los hechos se libera a este connotado asesino, siendo uno de los mensajes que le envía el gobierno a los sectores derechistas, como “símbolo de buena voluntad”.

Vemos entonces, más allá de la retórica que de vez en cuando usa el Presidente venezolano, hacia donde apuntan las orientaciones políticas, sobre todo para llegar a acuerdos con determinados sectores de la oposición. Partiendo de la división que existe en la MUD, seguramente se dirija a los sectores ahora llamados “moderados” sobre los cuales poder avanzar con mayores acuerdos, buscando neutralizar a los “duros” liderados por María Corina Machado, Leopoldo López y Antonio Ledezma, como sus figuras más visibles.

No por casualidad, el nuevo secretario de ejecutivo de esa alianza opositora derechista, Jesús "Chúo" Torrealba, que reemplaza a Ramón Guillermo Aveledo tras su renuncia, afirmó con respecto al “diálogo político” con el Gobierno: "Voy a ir a cualquier lado que decida esta alianza y a expresarme en los términos que decida", en clara alusión a una eventual retomada de las “mesas políticas”. Aunque hasta el momento no está claro como jugará su papel el nuevo representante de la MUD, quien ya convocó una acto para el 4 de octubre, y un cronograma de movilizaciones, lo más probable es que estas movidas estén en consonancia, tanto para atraer al redil a los “duros” como con las elecciones parlamentarias del 2015, para dar arrancada justamente al calendario electoral.







Temas relacionados

SIMONOVIS   /    Nicolás Maduro

Comentarios

DEJAR COMENTARIO