Sociedad

EDUCACIÓN

¿Trabajar o estudiar? Cinco claves para entender la reforma educativa de Larreta

El Gobierno busca mano de obra barata y un perfil de egresados secundarios a medida de las necesidades de los CEOS. En esta nota, el análisis de 5 claves para entender el debate sobre la reforma.

Roberto Silva

Delegado del Pueyrredon de UTE-CTERA

Lunes 11 de septiembre | 11:05

El Gobierno porteño pretende avanzar en una nueva reforma de la escuela secundaria adecuándola a las necesidades de su proyecto de reforma laboral.

Los estudiantes ya han respondido con más de 15 tomas y una movilización de miles. Soledad Acuña pretendió intimidarlos con un instructivo “antitoma”, sin embargo, lo que logró fue despertar la solidaridad de familias, docentes y organismos de derechos humanos.

Ahora bien, ¿en qué consiste esta reforma? Aquí compartimos el análisis de 5 ejes en base a las declaraciones públicas de funcionarios del Gobierno, ya que, a pocos meses de su implementación en 17 colegios, se han negado a entregar documentación oficial que precise sus alcances e implicancias.

-1 Soledad Acuña: "Los alumnos de 5° año no van a trabajar, van a hacer prácticas para formarse” FALSO

Los primeros powerpoints que circuló el Gobierno porteño expresaban que en quinto año se dedicaría el 50% del tiempo a trabajo obligatorio para organizaciones o empresas, mientras que el otro 50%, sería para formación en emprendedurismo.

Esto no sólo aumenta la injerencia de las empresas en la definición de contenidos de la educación pública, sino que además multiplica un ejército de mano de obra gratuita al servicio del sector privado. Si estas prácticas mejoraran la educación, ¿porqué no existen en los colegios privados con cuotas de miles de pesos?

Cabe aclarar que las pasantías no son nada nuevo, funcionan desde el 2011 en base al decreto 1374 sancionado por el kirchnerismo. En él se establece que los estudiantes de los dos últimos años deben cubrir 200 horas de su cursada para poder egresarse, pudiendo las empresas reemplazar hasta un 20% de su personal en el caso de las Pymes o del 10% en las que tienen más de 50 trabajadores.

El candidato de Cambiemos, Esteban Bullrich, fue explícito en su conferencia en el mini Davos del año pasado, "Nosotros tenemos que educar a los niños y niñas del sistema educativo argentino para que hagan dos cosas: o sean los que crean esos empleos, (…) o que sean capaces de vivir en la incertidumbre y disfrutarla". Más claro imposible, una educación para los hijos de los empresarios y otra para el resto, que consista en naturalizar la incertidumbre de tener o no trabajo, de llegar o no a fin de mes.

Éste es el objetivo de fondo de la reforma: adiestrar a los jóvenes para las condiciones precarias que buscan imponer con la reforma laboral proyectada para después de las elecciones ¿Qué otro valor formativo puede tener sino el lavado del piso de una fábrica mientras todas las máquinas están conectadas?, como denuncian los estudiantes de las secundarias técnicas que ya tienen que hacer este tipo de prácticas.

Te puede interesar: Secundaria del fututo, precarización del presente

-2 Soledad Acuña: “Fuimos muy responsables y respetuosos, primero quisimos presentársela al sistema educativo” FALSO

No sólo es falso que 0633se consultó al conjunto de los actores educativos: directivos, docentes, estudiantes, familias; sino que, además, al día de hoy no existe un documento oficial que explicite certeramente su contenido y modalidad. Los materiales que circulan son modificados y desconocidos por las autoridades del ministerio cada vez que se manifiestan críticas sobre ellos. Todo esto da cuenta de un nivel inédito de improvisación y manipulación. Cínicamente, quieren justificar la reforma en base a la “pasividad” de los estudiantes, pero que no los consultan nunca, e incluso, los criminalizan y menosprecian ("no están informados") cuando toman medidas de protesta.

Esto se suma a que aún está en proceso de implementación la reforma de la NES, por lo cual se carece de un balance diagnóstico público y participativo de las políticas en curso. Todo esto es violatorio del artículo 24 de la Constitución de la Ciudad de Buenos Aires que establece que la organización del sistema educativo por parte del Poder Ejecutivo de la Ciudad de Buenos Aires debe asegurar la participación de la comunidad y la democratización en la toma de decisiones, tal como explicita el proyecto de resolución del bloque de legisladores del Frente de Izquierda que plantea la anulación de la presente reforma.

-3 Soledad Acuña: “El tutor acompaña al alumno en todo su proceso dentro de la escuela y después, siempre desde la escuela, en el momento de la práctica individual” ENGAÑOSO

La Escuela Secundaria del Futuro transforma a los docentes en “orientadores”, “facilitadores” o “tutores”, sin tomar en cuenta el conjunto de las prácticas pedagógicas que se desarrollan en la escuela con la participación de los profesores de diferentes materias, la conducción y los diferentes equipos de seguimiento. Además, en términos de derechos del docente abre el camino a la vulneración de derechos estatutarios ¿Qué pasará con los actos públicos y el puntaje para tomar cargos docentes? ¿Se hará con contrataciones precarias y a término como ya ocurre en el Plan FinEs y en Jornada Extendida?

Cabe destacar que en quinto año aparece la figura de un segundo tutor puesto por la empresa, que tiene la potestad de evaluar en forma conceptual junto con el tutor de la escuela ¿La aprobación del estudiante dependerá de su docilidad como trabajador precarizado? Las empresas privadas contarán con un ejército gratuito de cerca de 12 mil estudiantes cuyo “tutor”, con tareas de supervisor, será elegido directamente por la empresa. De esta manera se extiende y profundiza lo que ya se implementa en las escuelas técnicas donde se trabaja para grandes patronales como las automotrices que mantienen importantes índices de precarización.

Esta reforma propone un perfil funcional a las exigencias empresariales de mano de obra barata, flexible y descartable. Además, desconoce el valor del vínculo pedagógico docente-estudiante en la formación de este nivel al reducir las horas de clase al 30%, y reemplazándolas por la incorporación de paquetes digitales. Así no sólo pone en riesgo los puestos de trabajo de muchos docentes, sino que además se empeoran las condiciones de aprendizaje de los jóvenes, confundiendo el uso de la tecnología digital como herramienta y auxilio de la enseñanza con el reemplazo de los mismos por plataformas digitales prediseñadas y estandarizadas. Cabe señalar que estas plataformas se adquirirán mediante la modalidad menos transparente que posee el estado, la contratación directa, según se estableció en la Resolución 2376/16 del Ministerio de Educación nacional.

A fin de cuentas, buscan desplazar a los docentes que estimulan el pensamiento crítico, por ejemplo, trayendo a las escuelas problemáticas actuales como la desaparición de Santiago Maldonado, con plataformas digitales diseñadas a medida de los CEOS: un negocio redondo.

Te puede interesar: Los negociados con la educación pública quedan en familia

-4 “No se elimina la repitencia” ENGAÑOSO

Con un discurso progresista, “se propician espacios de recuperación y acompañamiento”, se encubre un objetivo de ajuste, “en el sector educativo la repetición genera sobrecostos”. Bajo el manto de un debate pedagógico, más que válido si fuese abierto al interior de las instituciones educativas para mejorar las prácticas actuales, se intenta implementar un recorte de “costos” educativos, en detrimento de la formación de los estudiantes y de las condiciones de trabajo de la docencia. De esta forma abre el camino a transformar la secundaria en un simple transcurrir de cinco años, y se descarga en la docencia la responsabilidad del seguimiento individualizado de sus estudiantes sin garantizar el tiempo rentado necesario para ello.

-5 Soledad Acuña: “Habrá un aumento proporcional a la implementación de la reforma. Estamos terminando de ver los proyectos de infraestructura, el cambio tecnológico y recursos humanos calculando las escuelas y los cargos. La educación es prioridad del jefe de gobierno.” FALSO.

Para este año el presupuesto educativo es el más bajo de la historia. De representar el 27,8 % en el 2011 cayó al 22,2 % en el 2015 y al histórico 18,5 % para el 2017. Un verdadero ajuste educativo. Mientras tanto, los subsidios a la educación privada crecieron, pasaron de representar el 14,5 % del presupuesto educativo en el 2012 a ser el 16,2 % para el 2017. Tan solo en el año 2014, la gestión de Cambiemos invirtió aproximadamente 6.700 pesos por alumno de este sector. Es decir, más que cualquier otra provincia. De esta forma se promueve el pasaje de estudiantes al sector privado, profundizando la desigualdad educativa.

La anterior reforma (NES), se impuso a fuerza de promesas incumplidas. Esta vez repiten la receta. Vuelven a ignorar que los edificios escolares no tienen las condiciones de infraestructura, ni siquiera para el plan de estudios actual.

Si el objetivo fuese mejorar la educación pública secundaria primero deberían resolver todos los problemas de infraestructura, conectividad y materiales didácticos, incluidos los tecnológicos. Si quisieran mejorar el trabajo colectivo e interdisciplinar deberían reconocer económicamente todo el trabajo que la docencia realiza por fuera de curso. Así se podría mejorar incluso la educación de los estudiantes que ya están cursando y empezarían a estar dadas las condiciones para abrir en cada escuela un debate vinculante sobre la escuela que realmente necesitan los hijos e hijas de trabajadores y del pueblo oprimido.








Temas relacionados

Educación   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO