Mundo Obrero

PERÚ: TRAS 20 DÍAS DE LUCHA

Trabajadores mineros de Southern Perú aprueban continuar con huelga indefinida

El sábado 9 de diciembre, la asamblea general de trabajadores de las tres sedes mineras de la empresa Southern (Cuajone, Toquepala e Ilo), votó continuar con la huelga indefinida que ya lleva 20 días. La empresa ha respondido despidiendo de manera ilegal a más de 50 trabajadores.

Cecilia Quiroz

Militante de la Corriente Socialista de las y los Trabajadores "CST"

Domingo 10 de diciembre de 2017 | 11:15

El sábado 9 de diciembre, la asamblea general de trabajadores de las tres sedes mineras de la empresa Southern (Cuajone, Toquepala e Ilo), votó continuar con la huelga indefinida, la cual ya lleva 20 días y se va convirtiendo en la huelga minera más larga del presente año. La empresa ha respondido despidiendo de manera ilegal a más de 50 trabajadores.

Los trabajadores, agrupados en torno al Sindicato Unificado SUT y al Sindicato de Trabajadores de Toquepala STTA, que vienen acatando esta medida de fuerza son más de tres mil y sus principales demandas son: pago del adelanto del 30% por concepto de utilidades 2017; la reincorporación de los trabajadores despedidos Abner Gama y José Espejo; el rechazo a la instalación de cámaras de vigilancia en el interior de los volquetes de acarreo de mineral; la contratación de médicos especialistas con carácter permanente y el mejoramiento de los servicios hospitalarios, entre otras.

La necesidad de vincularse a otros sectores sociales, ha llevado a que los trabajadores incorporen en su discurso la lucha contra la contaminación ambiental que genera esta empresa minera, la misma que ha afectado notablemente la agricultura y la vida de los pobladores de los valles de Moquegua, Arequipa y Tacna. Por esa razón, los campesinos del valle de Torata públicamente se han manifestado a favor de los trabajadores mineros y el pasado martes 5 de diciembre marcharon juntos en la ciudad de Moquegua. Así mismo, los agricultores del valle de Tambo (Arequipa) han vuelto a movilizarse estos días contra el proyecto Tía María de propiedad de la empresa Southern.

La lucha de los obreros también está sirviendo para poner sobre el tapete el secretismo contable y la evasión tributaria que llevan adelante las grandes mineras en el Perú, lo cual está avalado y promovido por el Estado y por los gobiernos de turno. Por esa razón, nadie sabe a ciencia cierta cuanto ganó Southern durante el periodo del boom primario exportador. Esta permeabilidad tributaria del Estado para con los capitalistas ha llevado a que hoy no se cuente con los recursos suficientes para asegurar una salud, educación, vivienda y previsión social públicas y de calidad, por eso, los índices de pobreza son elevados a pesar del voceado crecimiento económico.

Esta lucha también ha servido para que los trabajadores refuercen su confianza en los métodos de lucha propios de la clase obrera como los piquetes en la vía férrea y en la movilización, así como en la democracia directa, por esa razón las grandes decisiones que tienen que ver con la continuidad o suspensión de la huelga se toman en asambleas ampliadas donde todos opinan y votan bajo el principio de “todo con las bases y nada sin ellas”. Esto ha servido para desenmascarar y aislar, al menos por el momento, a los sectores vinculados a la burocracia sindical que juegan en pared con el gobierno y con la patronal y que apuestan a quebrar la medida de lucha desde dentro.

Te puede interesar: Las mujeres y la lucha de los trabajadores de Southern

La huelga de Southern, también está sirviendo para cuajar a una nueva generación de dirigentes sindicales que se caracterizan por su independencia de los viejos aparatos gremiales nacionales y sus partidos, así como por su combatividad y por su respeto a las decisiones de sus bases. Dentro de ellos destaca Efraín Centeno, actual Secretario General del Sindicato Unificado de Trabajadores de Southern SUT, quien es muy claro en afirmar que:

Lo único que va a hacer retroceder a la empresa y al gobierno de PPK va a ser la unidad de los trabajadores que dijeron hoy día ni un cancelado más.

Efraín también tiene claro que para vencer tienen que buscar la participación del pueblo, por eso en entrevista hecha por La Izquierda Diario, nos dijo:

Somos conscientes que la Southern no cumple con su compromiso social con el pueblo de Moquegua y Tacna por eso desde ahora tenemos que trabajar de manera conjunta con el pueblo y pensando en el futuro, por eso les hacemos un llamado a coordinar esfuerzos.

Hacen bien los trabajadores de Southern en acercarse a otros sectores y no reducir su lucha solo a reivindicaciones corporativas, ya que su problemática tiene un alto contenido político que tiene que ver con los planes de saqueo y sobre explotación del trabajo que se impusieron a mansalva desde el gobierno de Fujimori y que los gobiernos “democráticos” de Toledo, García, Ollanta y ahora PPK han continuado aplicando e incluso los han profundizado.

En ese entender, creemos que es necesario exigir que se abran los libros de contabilidad de todas las grandes empresas, así mismo, urge poner en agenda la necesidad de nacionalizar las actividades mineras y plantear que estas pasen a estar bajo control de los trabajadores, solo de esa manera aseguraremos que derechos tan importantes como la educación, la salud, la vivienda o el trabajo puedan concretarse. Por otro lado, para asegurar la contundencia de próximas medidas de lucha es necesario pelear para que los trabajadores tercerizados pasen a la condición de estables y que se reduzca la jornada laboral a 6 horas sin afectar el salario, de esa manera se crearán más turnos, lo cual impactara en la creación de más fuentes de trabajo.







Temas relacionados

Toquepala   /    Cuajone   /    Sindicato Unificado de Trabajadores de la Southern   /    huelga indefinida   /    Ilo   /    Southern Perú   /    PPK   /    derechos laborales   /    Conflictos mineros   /    Derecho a huelga   /    Mineros   /    Despidos   /    Perú   /    Mundo Obrero   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO