Política

CONTRARREFEORMAS

Salta: de complicidades, movilizaciones y cacerolas

El 18 de diciembre quedará en la historia con la consumación del robo a los jubilados y los más humildes. También por la resistencia. La clase obrera salió a las calles, pese a las direcciones burocráticas. Cómo seguirla.

Florencia Unquillo

Docente de Salta

Miércoles 20 de diciembre de 2017 | 12:19

A la reunión que el viernes 15 por la mañana había mantenido el presidente Mauricio Macri con legisladores, ministros y gobernadores, entre los que se encontró el salteño Juan Manuel Urtubey, le siguió el apoyo hecho foto de una decena de gobernadores, y otros que no pudieron llegar, junto a funcionarios y el propio presidente este lunes 18, momentos antes de que comenzara la sesión en la que se votó la contra reforma previsional.

El robo a los jubilados fue aprobado por 127 votos a favor y 117 en contra en la mañana del martes gracias al empuje de otro de los salteños “sostenedores de Macri”: el jefe del interbloque Argentina Federal, Pablo Kosiner, quien selló también así un nuevo paso en la cogobernabilidad que diputados del PJ llevan adelante desde que el frente Cambiemos asumió la presidencia del país hace 2 años.

De los 7 diputados nacionales salteños, Andrés Zottos, quien fuera dirigente del PRS local y que por esas cosas de la vida ahora es parte del bloque justicialista, también dio voto positivo a la reforma. Al igual que el macrista Martín Grande, el radical Miguel Nanni y el reaccionario Alfredo Olmedo, de Salta Somos Todos.

Sólo la crisis de ese mismo PJ a nivel nacional acaso puede explicar cómo Javier David, el otrora funcionario macrista devenido en diputado nacional romerista y luego del PJ- Urtubey, votó en contra de la reforma este lunes. Según el grupo Clarín, David sería una especie de traidor para el gobernador y el responsable de que el jueves 14 el PJ de los gobernadores no hubiese dado quórum en diputados. Algo que parece exagerado aunque es bueno no perderle los pasos a David, pensando en un 2019 no tan lejano y en sus aspiraciones para ser gobernador.

Quién también sueña con el 2019 es Sergio Leavy, como parte del espacio kirchnerista luego de separarse de Urtubey a mediados de año. El “Oso” es el otro salteño de voto negativo.

Hay traidores…y traidores

En la sesión del lunes, en la Sala de Diputados, mientras la represión abierta dejaba paso al ruido de las cacerolas expresado en varias ciudades del país, incluso Salta, contra la represión feroz de Macri y la libertad de los detenidos, el diputado Kosiner justificaba su voto sosteniendo que “como oposición al presidente Macri, pero también como un sector político (NdR, interbloque Argentina Federal) responsable que quiere la paz y el crecimiento de nuestro país, estamos acá debatiendo por el bien de la democracia”, mientras se preparan como una alternativa de gobierno para el 2019.

Este peronismo que, según sus propias palabras, se está preparando para ganarle a Macri en las próximas elecciones, pone eje en la gobernabilidad frente a una supuesta visión desestabilizadora de la oposición expresada en un proyecto que hasta hace unos años supo abrazar. Una costumbre de un Kosiner que nació a la política provincial de la mano del ex gobernador y actual senador nacional Juan Carlos Romero, pero que luego se desempeñó como ministro del gobierno de Urtubey y abrazó las ideas de Cristina Fernández.

En la Plaza 9 de Julio, durante la movilización de la mañana del lunes un cartel era tomado en las manos de un joven. “Kosiner traidor”. También ese cartel se propagó por los alrededores de la legislatura provincial acompañado de “Urtubey traidor”.
¿Será el Kosiner kirchnerista o el Kosiner "traidor" el que opina que las leyes, contra reformas y pactos que están votando este sector del PJ, son pilares para la democracia? En el 2019 el peronismo de los gobernadores, ¿se imagina gestionando las más de 80 leyes que, junto por el FpV, le han votado a este Gobierno de CEOs de empresas?

No aclares que oscurece, Kosiner.

Las calles son de los y las que luchan

El mismo día en que cientos de miles de personas recorrieron las calles de todo el país, en particular en la ciudad de Buenos Aires en lo que implicó una nueva batalla con decenas de detenidos, heridos, con manifestantes que perdieron un ojo o sufrieron fuertes golpes y hasta fueron atropellados por las fuerzas policiales, en Salta miles de personas ganaron las calles para hacerse escuchar, como parte de la lucha para derribar este nuevo ataque del gobierno de Macri.

A diferencia de otras movilizaciones y jornadas de paro, el lunes se expresó una composición trabajadora que invita a reflexionar qué podría haber pasado si la CGT llamaba a un paro nacional y junto a la CTA hubiesen impulsado la medida, con asambleas, desde la base, en cada lugar de trabajo.

Así, y pese a sus direcciones, se pudo ver a docentes organizados en ADP, SADOP, SITEPSa, UDA, ADIUNSa, trabajadores bancarios, aeronáuticos y de la televisión, organizados en SATSAID, estatales y municipales, trabajadores del Correo Argentino, como las trabajadoras de la SAF Salta organizadas como oposición a la actual conducción de ATE, que se distinguían con sus pecheras marrones.

Jubilados y pensionados de la localidad de Vaqueros, caminaron las calles con su bandera. Lo mismo hicieron organizaciones sindicales, de derechos humanos, políticas, sobre todo de izquierda. Y la población de a pie que estaba en las calles céntricas aplaudía cada cuadra de marcha.

Jóvenes de distintos niveles educativos, organizados en el Colectivo de Estudiantes, que pelean contra el aumento al boleto y el rechazo a las restricciones al Pase libre de Saeta también se hicieron presentes en una pintoresca columna.

Luego de recorrer las calles del centro salteño, en el acto de cierre de la jornada conducido por la Mulsectorial en lucha, Daniela Planes, quien es referente del PTS en el Frente de Izquierda, destacó la presencia de trabajadoras y trabajadores en la movilización. También, planteó que estaba muy contenta porque “la movilización fue muy grande, al igual que en Buenos Aires y en distintas provincias del país, una vez más salimos a las calles para frenarle la reforma a Macri, que actúa con la complicidad de los gobernadores del PJ, como Urtubey (…) volvimos a golpear para defender a nuestros jubilados e hicimos sentir bien fuerte un solo grito: con nuestros jubilados, no (…)es muy importante que esta fuerza se exprese en las calles y se multiplique, y eso lo podemos hacer si las centrales sindicales, la CTA, la CGT, convocan a un plan de lucha nacional, con paros generales, porque la clave es ir a los lugares de estudio y de trabajo, hacer asambleas y organizar la fuerza desde abajo para poder no solamente frenar la reforma previsional si no cada uno de los ataques que se vienen (…)como cuando quieran votar la reforma laboral (…) tenemos que exigirle también a los centros de estudiantes que se sumen a las medidas como centro, para organizar la fuerza de la juventud para enfrentar también la contra reforma educativa, y avanzar en la unidad obrero- estudiantil”.

Cacerolas de noche

El lunes y martes por la noche centenares se concentraron en la plaza 9 de Julio, cacerolas y botellas en mano, también con sus zurdos y redoblantes, para movilizar y expresar un repudio generalizado al gobierno de Macri, denunciando la feroz represión del lunes en CABA.

Las y los manifestantes brindaron su homenaje así a los protagonistas de aquellas jornadas del 19 y 20 de diciembre de 2001, entre ellos a las y los 38 asesinados bajo las órdenes de Fernando de la Rúa.

A 16 años de que el Gobierno de la Alianza tuviera que abandonar la Casa Rosada en helicóptero y que estallara el bipartidismo de gobierno entre la UCR y PJ, el “que se vayan todos” como un murmullo incipiente, también, se escuchó en Salta.
Pero el grito que llegó para no irse más parece ser “unidad de los trabajadores y al que no le gusta, se jode”.








Temas relacionados

Salta   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO