Política México

CRISIS DEL PRI

Reacomodo en el PRI pone a sobrina de Salinas de Gortari en su dirección nacional

Tras agradecer su apoyo a la militancia y a dirigentes estatales, municipales y seccionales, René Juárez Cisneros anunció que buscaría coordinar el grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados. En su lugar queda Claudia Ruiz Massieu Salinas, ex canciller mexicana y sobrina del expresidente Carlos Salinas de Gortari.

Lunes 16 de julio | 17:48

René Juárez Cisneros, presidente nacional del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y ex gobernador de Guerrero, anunció este lunes su renuncia al cargo. Le sustituye la secretaria general, Claudia Ruiz Massieu, quien ocupará el cargo hasta el próximo mes de agosto, fecha en que se llevarán a cabo las elecciones internas del partido.

Claudia Ruiz Massieu Salinas es hija de José Francisco Ruiz Massieu y Adriana Salinas de Gortari, hermana del expresidente Carlos Salinas de Gortari.

Este movimiento de inmediato fue señalado como el anuncio de un reacomodo al interior del tricolor que fortalece la influencia del grupo encabezado por Carlos Salinas de Gortari, de cara a la crisis interna que dejó un sexenio como el de Enrique Peña Nieto, coronado por unas elecciones en donde el rechazo a este partido se hizo patente en urnas a nivel nacional y lo llevó a la peor derrota en toda su historia.

Claudia Ruiz Massieu se distanció de la administración peñanietista tras la visita en 2016 del entonces candidato a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump. En este caso, trascendió que la entonces titular de la Cancillería había sido excluída de las negociaciones por Luis Videgaray, quien la reemplazaría en el cargo apenas unos meses después.

La semana pasada, Juárez Cisneros se reunió con representantes de las juventudes priistas y la corriente Alianza Generacional, ante quienes sostuvo el discurso que su oficina había tenido desde el 1 de julio, de "unidad, apertura e inclusión" como parte de una "reflexión autocrítica" entre la militancia para analizar los resultados electorales y encarar una crisis que, sin embargo, no se reduce a los resultados de los comicios.

Leer: Por qué se sostiene el PRI pese a su crisis

Esta reunión con Alianza Generacional no es gratuita. Cabe recordar que el año pasado, esta corriente, agrupada en torno a Ivonne Ortega (ex gobernadora de Yucatán y ex presidenta del PRI, cercana a Salinas de Gortari) reclamaba que la elección del candidato presidencial fuera abierta y llevó a que 18 asambleas estatales se pronunciaran por modificar los estatutos internos del partido. Esta medida, frenada desde el Comité Ejecutivo Nacional por el grupo cercano a Peña Nieto (con Enrique Ochoa Reza a la cabeza) y la posterior imposición de José Antonio Meade como candidato presidencial del PRI, es uno de los episodios que componen el cisma del tricolor.

Leer: ¿Expresa el PRI la extinción del viejo sistema político mexicano?

Tras agradecer su apoyo a la militancia y a dirigentes estatales, municipales y seccionales, Juárez Cisneros anunció que buscaría coordinar el grupo parlamentario del PRI en la Cámara de Diputados, para la que, por la vía plurinominal, consiguió una curul el pasado 1 de julio. La vuelta del mando del PRI a manos del grupo de Salinas de Gortari, está lejos de ser la "renovación" anunciada y sí un importante ajuste de cara a un sexenio en donde el PRI estará limitado en el Congreso.

Leer: Elecciones 2018: los efectos de la tragedia nacional que hirió al PRI






Temas relacionados

Transición 2018   /   Política México   /   Elecciones 2018 en México   /   PRI

Comentarios

DEJAR COMENTARIO