Cultura

OPINIÓN

¿Qué queda de la disputa Clarín-Kirchnerismo?

El diario Clarín festejó sus 70 años. El multimedios, principal vocero de la oposición de derecha al kirchnerismo, se prepara para recibir a un nuevo gobierno y fortalecer sus posiciones. Una reflexión sobre los años kirchneristas y su disputa con el Grupo de Noble-Magnetto.

Martin Espinoza

@martinespi05

Sábado 29 de agosto de 2015 | Edición del día

Fotomontaje: Juan Atacho, publicado originalmente en Ideas de Izquierda N° 21

“De allí que la misión, aceptando que existe una, es que los periodistas y los medios en una sociedad democrática sean autónomos del poder político”, afirmaba el editorial de Clarín del jueves 28 de agosto titulada “Periodismo, independencia y democracia”, al cumplirse 70 años de su fundación en manos del periodista, abogado y político platense, Roberto Noble. El hombre pragmático que pasó por simpatías con “El Eje” hasta estrechar lazos con el desarrollismo, supo transformarlo en el diario más influyente del país, sellando una marca que recorrerá la historia del tabloide: la de apoyar y conspirar luego contra todo gobierno de turno, una vez obtenidos los beneficios necesario para un nuevo salto adelante en los negocios de la empresa de medios.

La propia historia de Clarín desenmascara la mentira detrás de la prédica sobre la “independencia del periodismo”; la máscara con la que el matutino ocultó favores estatales y los pactos más oscuros con gobiernos constitucionales y militares que le permitieron ser lo que hoy es. Una historia que ha sido una y otra vez contada por una cantidad importante de libros que se han sido publicados en todos estos años, especialmente en el período de mayor confrontación con el gobierno nacional, y que han ayudado a arrojar luz sobre cómo Clarín irá consolidando su poder, Papel Prensa y dictadura de por medio, hasta llegar a ser el multimedio de Ernestina Herrera de Noble y Hector Magnetto, el más influyente del país.

Clarín festejó en la noche del jueves con todo la plana mayor: Héctor Magnetto, los hermanos Aranda, Lucio Pagliaro y Felipe Noble en representación de Ernestina Herrera, entre otros. Distinguió, como es tradición, a los empleados con cierta antigüedad. El clásico jolgorio patronal para levantar copas con el decorado de los obsecuentes de rigor en toda empresa, pero que en este cumpleaños número 70 tuvo su contra cara necesaria. Por un conflicto gremial, ayer el diario salió de las rotativas sin que parte de los periodistas firmaran sus notas. Los trabajadores de prensa del diario, junto a su comisión interna, vienen reclamando una recomposición salarial con asambleas masivas en sus redacciones y distintas modalidades de protesta para visibilizar el reclamo.

A todo esto, la campaña “clarinesca” para festejar sus siete décadas sin dudas trata de responder por arriba a la “batalla” más importante que tuvo el multimedios en los últimos años en su puja con el gobierno kirchnerista. “¿Por qué trajiste un hijo al mundo si te contamos que el mundo ya no era un lugar seguro ?”, se pregunta el locutor en el spot institucional que difundió Clarín por sus 70 años. “Porque el diario no hace lo que quiere con vos, vos hacés lo que querés con el diario”, se responde luego. La idea es minimizar el peso de su influencia política y cultural, y de esta manera responder al gobierno kirchnerista que, en su disputa intraburguesa, transformó en una caricatura su pelea con la “La Corpo”, mientras impuso una Ley de Medios que, lejos de democratizar la palabra, fortaleció a otras “Korpos” afines para consolidar su “relato”. (Ver artículo IdZ N° 21 “Medios audiovisuales: kirchnerismo, concentración y convergencia”)

Aunque el gobierno kirchnerista le haya dado un valor absoluto al factor Clarín, para tejer “teorías” conspirativas ridículas e intentar amalgamar las quejas republicanas de la oposición de derecha con los genuinos cuestionamientos por izquierda, Clarín sigue siendo de “los tipos que manejan gran parte de tus horas libres, de tus deseos, de tus ganas de consumir, de tus simpatías políticas, y lo que es peor de todo, de tu libertad. Estos son los medios. Que en el fondo son descarnadamente esto que se ve: empresas, porcentajes, balances, vínculos, subterráneos de guita. Que algunos pasan por tu cabeza, otros no.” La frase la dijo Jorge Lanata en 2009 antes de alinearse con “La Corpo”. Y la definición también le cabe hoy al otro puñado de “Korpos”: Grupo Indalo (Cristóbal López), Grupo 23 (Szpolski), Electroingeniería (Ferreyra), Olmos, etc. Ni hablar de las Telefónicas, fuertemente beneficiadas con la Ley Argentina Digital impulsada por el gobierno en 2014

Mientras tanto, Clarín se prepara para una nueva “jugada maestra” de la que su historia demanda y recibir a un nuevo gobierno con el que intentará cerrar nuevos acuerdos que le garanticen salir de las molestias de los años kirchneristas y conquistar nuevos nichos de negocios hacia el futuro. Mientras alienta un acuerdo entre Macri y Massa, también afila nuevos pactos y tapas elogiosas para un probable gobierno de Scioli, de quien no espera otra cosa que moderación y un freno a la adecuación que debe hacer el grupo a la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

“El grupo Clarín está entre las empresas que más ganan”

La frase pertenece la presidenta Cristina Fernandez de Kirchner y la dijo en diciembre del año pasado durante un discurso en la 20° Conferencia de la UIA que se llevó a cabo en el Sheraton de Pilar. “Clarín está entre las empresas que más rentabilidad tuvieron en el último año y se quejan todo el tiempo desde sus medios. No paran de tirar pálidas. Les pido que no les crean”, afirmaba la mandataria dando un botón de muestra de quiénes fueron los beneficiados durante la “década ganada”. Las cuentas de Clarín no sólo gozaron de buena salud mientras las relaciones con la Rosada eran óptimas y "La Corpo" recibía el visto bueno de Néstor Kirchner antes de terminar su presidencia para la fusión de Multicanal y Cablevisión. A pesar de la verborragia de confrontación desatada en 2008, Ley de Medios de por medio, la realidad confirma aquella frase que asegura que todo lo que no te mata te fortalece. Y evidentemente, Clarín aunque golpeado en su credibilidad, fortaleció su rentabilidad. Según afirmó en La Izquierda Diario Carlos Liascovich, delegado de la Comisión Interna de AGEA-Clarín, para quien el Grupo “tuvo un aumento de sus ganancias en 2014 respecto de 2013 de 68%. Y vos mirás solamente el último trimestre de 2014 respecto del último trimestre de 2013, y ves que las ganancias del Grupo Clarín aumentaron en un 84%”.

El gobierno kirchnerista concretó una verdadera estafa a las justas aspiraciones populares de democratizar los medios. A 70 años de la fundación de Clarín, esa sigue siendo una de las tareas pendientes que queda en las manos de clase trabajadora y los sectores populares en las peleas por venir.







Temas relacionados

Grupo Clarín   /    Clarín   /    Kirchnerismo   /    Medios de comunicación   /    Historia   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO