Economía

CONGRESO NACIONAL

Presupuesto 2017: Pro deuda y Pro recorte a la salud, educación y ciencia

Esta semana el gobierno acelera los pasos para obtener dictamen y debatir el proyecto de Presupuesto en Diputados el miércoles 2 de noviembre.

Miércoles 26 de octubre de 2016 | Edición del día

Fotografía:Archivo Enfoque Rojo

El Presupuesto 2017 corre el velo de los planes y los intereses que el ejecutivo quiere priorizar para el año próximo.

El proyecto estima un crecimiento de 3,5 %, inflación del 17 % y el dólar a $ 18 promedio durante 2017. Acorde a un año electoral, el déficit se proyecta alto en 4,2 % del Producto Interno Bruto (PBI).

El ejecutivo prioriza entre sus gastos los recursos destinados al capital financiero vía pago de intereses de la deuda, en tanto partidas como salud, cultura, educación, ciencia, DDHH fueron recortadas. No sólo se trata de recortes aislados de partidas presupuestarias, sino también golpea las áreas que simbólicamente el kirchnerismo impulsó para darse una cobertura “progresista" como DDHH, Ciencia y Cultura.

Otro sector que volverá a ser castigado serán los trabajadores estatales. El mensaje advierte sobre la “política de ocupación y salarios del Sector Público Nacional” cuyos criterios “estarán alineados con los principios generales del Plan de Modernización del Estado”. Es conocido que los planes de modernización se cargaron en 2016 11.000 despidos.

Los ganadores son… los especuladores

En el presupuesto se asigna un incremento del 32,4 % al pago de los intereses de la deuda pública con respecto a 2016.

Los premiados en el reparto de recursos son los fondos buitres, el Club de París y otros especuladores que recibirán $ 247.632 millones (casi U$S 14.000 millones al tipo de cambio de $ 18 por dólar promedio que establece el presupuesto para 2017).
Los intereses de deuda pública significan el 10 % del total del gasto proyectado para 2017 (2,53 % del PIB).

El macrismo aprovechando los bajos niveles de deuda que dejó el kirchnerismo, luego de los pagos seriales, viene incrementando la deuda. En el primer semestre de 2016, la deuda pública llegó a U$S 245.505 millones gracias al pago a los fondos buitres y las colocaciones que hizo para tapar el déficit fiscal de este año. Un elemento que a lo largo de los años puede volverse explosivo.

Te puede interesar: Presupuesto 2017: ajuste, deuda y financiamiento electoral a Cambiemos

Otra apuesta fuerte del gobierno, con miras a las elecciones de 2017 es el impulso a la obra pública. El incremento será de 32,1 % en relación a 2016 y gran parte será ejecutada por la Dirección Nacional de Vialidad y del Ministerio de Transporte.

Recientemente, se dio a conocer que el Consorcio Nuevo Sarmiento será el encargado de llevar adelante las obras de soterramiento del Sarmiento. Consorcio compuesto por empresas entre las que se encuentra la sociedad IECSA de Ángelo Calcaterra, el primo del presidente.

Educación recortada

Esteban Bullrich, ministro de Educación y Deportes de la Nación, en la presentación del presupuesto ante la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados afirmó que hay “un aumento en el presupuesto educativo, sanción contra sanción, del 50 %”.

El sitio Chequeado corroboró las declaraciones del ministro demostrando que hay una suba del presupuesto entre 2016 y 2017 para el Ministerio del 58 %, pasando de $ 83.000 millones a $131.000 millones,pero es engañoso sino se calcula la capacidad de compra de esos recursos, dada la alta inflación de este año. Considerando una inflación de 43,1 % entre septiembre de 2015 y 2016 (dato de la Dirección General de Estadística y Censos de la Ciudad de Buenos Aires), en términos reales el presupuesto a Educación sólo crece el 15 % y se lleva sólo 6,8 % del total del gasto proyectado para 2017.

En el caso de las universidades nacionales no se explica cuál será el monto destinado del presupuesto para los salarios de docentes, investigadores y no docentes, aunque es conocido que el tope será el 17 %, que es el porcentaje estimado de inflación.

Además, la Conaduh advierte un recorte del 40 % de las becas y una rebaja de los fondos para infraestructura de 70 % en términos nominales.

Te puede interesar: Presupuesto universitario: ajuste a los salarios, discrecionalidad a los rectores

Salud: presupuesto enfermo

En el caso de la salud, el incremento nominal es de 4,9 %, pero hay un ajuste real de 12,2 %. Un análisis realizado por el diario La Nación señala que se redujeron programas como “atención de la madre y el niño", cuyos fondos van de $ 4.000 millones a $ 2.000 millones, y "atención sanitaria en el territorio", que pierde de $ 439 millones en 2016 a $ 258 millones en 2017.

El ejecutivo se excusó explicando que en el presupuesto para el Ministerio no se consideraba el Fondo Universal de Salud, de $ 8.000 millones. Este fondo se creó con los recursos retenidos a las obras sociales sindicales y está orientado a "atender, entre otras cuestiones, el mejoramiento de las determinantes sociales de salud, el desarrollo, equipamiento y puesta en valor de los efectores públicos de salud, y acciones de atención primaria de salud".

Ajuste a los Derechos Humanos

Otro recorte se observa en la Secretaría de Derechos Humanos con un ajuste del 15 %, que representa $110 millones menos.

En caso de ser aprobado, sólo se destinaría un 25 % a las tareas propias de la Secretaría de Derechos Humanos y la diferencia se utilizaría para cumplir con las leyes reparatorias (46 %) y al pago de salarios (29%).

No sorprende el ajuste que realiza el gobierno en esta área, cuando es conocido el desprecio de Macri y sus funcionarios a la lucha de los organismos de Derechos Humanos. Recientemente el presidente indicó no saber cuántos eran los desaparecidos y definió al genocidio como “guerra sucia”.

Te puede interesar: Presupuesto 2017: el recorte de los derechos humanos

Ciencia y Cultura en descenso

Otra de las partidas cuestionadas es la asignación de Ciencia y Técnica que para el año próximo el sector se llevará sólo 0,59 % del gasto total.

Un informe elaborado por el físico Fernando Stefani, vicedirector del Centro de Investigaciones en Bionanociencias (Cibion–Conicet), describe que el porcentaje es menor incluso al porcentaje que destinó el gobierno anterior del Presupuesto del período 2009-2016, que rondó entre 0,7 % y 0,8 %.

El Presupuesto del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCYT) se divide en MINCYT, Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y desde 2016 la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE).

El presupuesto total del MINCYT, incluidos CONICET y CONAE constituye una fracción del gasto total que ha rondado el 0,75 %. En 2016 cayó a 0,65 % y para 2017 bajó a 0,59 %.

Luego de los reclamos y la movilización de la comunidad científica, según anunciaron Mario Negri (UCR) y Luciano Laspina (PRO) al diario La Nación, el Ministerio de Hacienda habría autorizado un incremento presupuestario de entre $ 700 y $ 900 millones.

En el caso de Cultura la variación nominal es de 4,4 % y el ajuste real de 12,6 % donde se eliminaron programas de acceso a la cultura o se disminuyen los recursos, como "consolidación territorial de políticas culturales", "fomento y ampliación de derechos y de la cultura popular", "acceso igualitario, desarrollo y promoción de los derechos culturales" y "difusión de las manifestaciones político-culturales".

Te puede interesar: El recorte llega a la ciencia

El Presupuesto 2017 es consecuente con las medidas económicas que viene llevando adelante el macrismo desde que asumió. Enormes recursos destinados al capital financiero y a los empresarios, mientras que para los sectores populares sólo hay migajas.








Temas relacionados

Universidades públicas   /    Presupuesto 2017   /    Educación pública   /    Ciencia   /    Salud pública   /    Deuda   /    Congreso Nacional   /    Ajuste   /    Economía Nacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO