Juventud

EN REDES

"No quiero ser un joven descartable", la idea que le dejó el libro de Nicolás del Caño

Agustín, un joven precarizado, cuenta en su descanso del laburo por qué está leyendo "rebelde o precarizada", el libro publicado por Nicolás del Caño sobre la realidad de la juventud en Argentina y en todo el mundo.

Lunes 19 de agosto | 08:45

El libro de Nicolás del Caño salió a las calles hace un poco más de una semana. Aborda los problemas de la juventud en la actualidad y también en las últimas décadas, y no solo en Argentina sino en distintos lugares del mundo, mostrando que la precarización es una realidad que trasciende fronteras.

Agustín, un joven trabajador que siempre consiguió laburos precarios, recomienda el libro y cuenta por qué. "Creo que relata desde la experiencia personal del propio autor y de muchos pibes, cómo se vive día a día en carne propia la brutal precarización a la que empujan a los jóvenes: tener laburos de dos mangos, o soportar la odisea de no conseguir empleo ni a palos. Les da el protagonismo a esos pibes, lo contrario a lo que hacen los medios de comunicación que ni hablan del tema".

Además, agrega en el video que grabó para sus redes sociales: "Me gusta porque le da lugar con mucha fuerza a la juventud que no se resigna. Que se para, enfrenta y le da pelea a todas estas cosas. Refleja grandes procesos de lucha con los jóvenes en primera línea. No es un libro de quejas, como dice Nicolás, sino que también habla de los pibes que se organizan".

Agustín además comparte esto con sus conocidos porque lo relaciona con su propia vida: "En lo personal me sentí muy identificado. Laburé en mcdonalds los últimos años de la secundaria y desde que terminé desfilé por un montón de laburos en negro y con despidos después de los tres meses de prueba, que es un clásico. Pero sobretodo porque también peleo por otro tipo de sociedad, donde valga la vida de los trabajadores, de los jóvenes, no como ahora donde todo se piensa en pos de la ganancia de los empresarios".







Temas relacionados

Juventud    /    Precarización laboral   /    Nicolás del Caño   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO