Política Estado Español

CASAS DE APUESTAS

Las casas de apuestas le ganan la partida a Garzón

Si alguien apostó por Alberto Garzón en su cruzada contra las casas de apuestas, perdió. Lo que se prometía como una regulación amplia del sector de las apuestas en el Estado español se queda en leves medidas que han despertado las críticas airadas de diferentes colectivos.

Ivan Vela

@Ivan_Borvba

Miércoles 19 de febrero | 23:00

Alberto Garzón dio a conocer las medidas que desde su ministerio se van a poner en marcha para alcanzar el objetivo que se había marcado Unidas Podemos en precampaña electoral, acabar con las casas de apuestas

Pero lo cierto es que las acciones que el líder de Izquierda Unida ha puesto sobre la mesa como ministro de Consumo son tan tibias que ha recibido rápidamente críticas tanto en las redes sociales como desde colectivos que pelean contra la ludopatía en el Estado español.

Se sabía desde hacía semanas dónde quería hacer hincapié Garzón en relación a las casas de apuestas. Esencialmente los avisos venían centrándose en primer lugar en una limitación de la publicidad sin control que realizan estas empresas y en segundo lugar en regularizar la oferta de bonos gratuitos que ofrecen las casas de apuestas. El gancho que actualmente utilizan estas para conseguir nuevos jugadores.

Tras el aviso de las medidas específicas es cierto que el ministro de Izquierda Unida ha incidido en esos dos aspectos pero con acciones de muy poco calado.

Por lo que hace a la limitación de la publicidad de las casas de apuestas en cualquier plataforma, la idea inicial era permitir dicha publicidad tan solo entre la 01:00 y las 5:00 de la noche. Ahora bien, la medida contará con una excepción, y es que en las jornadas de máxima audiencia se permitirá la publicidad a partir de las 20:00h.

Si atendemos a la realidad de las apuestas deportivas, esencialmente fútbol, los partidos de Barcelona y Real Madrid por cuestiones de reparto de ingresos televisivos ya juegan la mayoría de partidos en ese horario nocturno. Teniendo en cuenta que son los dos equipo que más audiencia atraen, el impacto de esta “excepción” para los objetivos iniciales es prácticamente nulo.

El segundo apartado, el relacionado con acabar con los bonos de apuestas, la medida limita a prohibir los bonos por encima de los 100 euros. Los bonos, ese dinero “gratuito” que te ofrece la casa de apuestas para empezar a apostar seguirá por la tanto siendo el gancho perfecto.

Estos bonos, recordemos, es un dinero que ofrece la casa de apuestas con la finalidad que sea reinvertido en la propia casa de apuestas. Además su retirada se debe hacer una vez se ha apostado una cierta cantidad de veces y una cierta cantidad de dinero. Concretamente el que estadísticamente tienen calculado las casas que ese dinero inicial del bono se pierde.

Para dejar constancia del impacto en ingresos que este gancho deja en las casas de apuestas, tan solo un dato. Desde el 2013 la inversión en bonos por parte de estas empresas se ha multiplicado por 5, llegando en 2018 a una inversión total de prácticamente 100 millones de euros anuales. Estos datos según la Dirección General de Ordenación del Juego.

Ante esta situación queda claro que las medidas de Garzón son mínimas y de poco calado. Lo único que se mantiene intacto en el discurso del actual ministro de Consumo es la denuncia al impacto que estas casas de apuestas tienen especialmente en la juventud de la clase trabajadora y sectores populares.

Según un informe reciente de la Federación Española de Jugadores Rehabilitados (FEJAR), en el Estado español 1 de cada 5 adolescentes entre 14 y 21 años es adicto a las apuestas. La tasa más alta de toda Europa. Además, estas casas de apuestas en su formato físico, los locales, proliferan en barrios obreros como en el barrio madrileño de Vallecas, donde sus vecinos se han manifestado en numerosas ocasiones contra el descontrol en la apertura de estos locales.

Lo cierto es que no hay que ser un experto en marketing para vislumbrar que lo que se esconde detrás de las estrategias de captación por parte de las casas de apuestas es ofrecer la idea de dinero fácil y rápido. Y tampoco hay que ser un erudito para entender que este mensaje cala más en barrios donde la pobreza y la precariedad están más presentes.

Del mismo modo que tampoco es casual que el aumento de inversión en publicidad por parte de las casas de apuestas, que apuntábamos líneas más arriba, se haya ejecutado en los años más duros de la crisis económica.

Los estrategas del marketing se benefician de una realidad material y de una lacra estructural del Estado español agudizada con el paso de la crisis económica; la precariedad laboral y el desempleo.

Según datos de septiembre del 2019 el Estado español ocupaba la segunda plaza en tasa de paro juvenil de la Unión Europea con un 32,2%, sólo superada por Grecia (34,6%) y seguida de Italia (28,9%), según datos aportados en el portal Statista.

Y si las medidas adoptadas por el ministro de Izquierda Unida con el fin de regularizar y minimizar el impacto social de las casas de apuestas han sido tibias, no menos nímias han sido las medidas de la otra ministra de IU, Yolanda Díaz.

Nada de derogar la reforma laboral y nada de modificar sus aspectos más lesivos. En referencia al último anuncio a bombo y platillo sobre la prohibición de despedir por baja médica, lo cierto es que si tienes una enfermedad crónica o de larga duración, y te ves obligado a faltar de forma recurrente por visitas médicas, operaciones o enfermedad, seguirás estando pendiente de un hilo en la empresa.

Nada sobre eliminar la subcontratación, ninguna medida contra las ETT’s o dar marcha atrás sobre la reducción de indemnización que hubo pasando del pago de 45 días trabajados con un tope de 42 mensualidades a 33 días por año y con un tope de 24 mensualidades. Esto tampoco está recogido en el acuerdo con el PSOE. Y como estos tres ejemplos, muchísimos más.

Estas son las medidas estructurales que precarizan y empobrecen a la juventud de la clase trabajadora del Estado español y que el gobierno social liberal del PSOE y Unidas Podemos no van a atajar y que son, en última instancia, de donde beben realmente las casas de apuestas.







Temas relacionados

Gobierno de coalición PSOE-UP   /    Unidas Podemos   /    Juventud    /    Política Estado Español   /    Izquierda Unida   /    Podemos   /    PSOE

Comentarios

DEJAR COMENTARIO