Política

LA MATANZA

La hermana de Luciano Arruga contra Espinoza: “Su Policía tortura, asesina y desaparece”

Vanesa Orieta se refirió por las redes sociales a la asunción del intendente de La Matanza: "Fernando, que es Espinoza, fue y es una piedra en el zapato para la familia de Luciano. Su policía tortura, asesina y desaparece, pero a él parece no interesarle".

Viernes 13 de diciembre de 2019 | 11:38

Este jueves por la tarde Fernando Espinoza asumió por cuarta vez como intendente de La Matanza, en la explanada de la Catedral, cargo que ocupaba cuando Luciano Arruga fue desaparecido y asesinado por la maldita policía bonaerense en 2009.

Su hermana Vanesa se refirió a su asunción a través de su cuenta de Instagram con un texto que se reproduce a continuación.

Ver esta publicación en Instagram

Cuando se escriben estas líneas, Fernando Espinosa estará jurando y asumiendo como nuevo intendente de La Matanza, en la explanada de la Catedral de San Justo. Espinosa presidía el municipio más populoso de Buenos Aires cuando Luciano desapareció, el 31 de enero de 2009. Cuando no tuvo más alternativa, y ante la presión de la familia, Fernando, que es Espinosa, tuvo que sentarse a intentar dar explicaciones por lo sucedido. Nunca fueron claras y, ante el triunfo de la lucha, no le quedó otra alternativa que ceder el ex destacamento donde Luciano fue torturado en 2008, hecho probado ante la Justicia y que llevó a un policía a prisión. Sin embargo, cuando la Gendarmería invadió ilegalmente el Espacio Luciano Arruga de la calle Indart, nada dijo, nada hizo, nada insinuó. Su mandato finalizó sin pena ni gloria para los Derechos Humanos. Su heredera Verónica, que es Magario, prosiguió la labor de su mentor, evidenciando que se trata de una política de Estado y no de decisiones arbitrarias e inconexas. A esto le sumó el derribo de las herramientas de memoria que Familiares y Amigos de Luciano construyeron en el barrio, como murales y el cañón de la Plaza Luciano Arruga, cerca del Barrio 12 de octubre, en la Loma. Buena aprendiz. Excelente discípula. Fernando, que es Espinosa, fue y es una piedra en el zapato para la familia de Luciano. Su policía tortura, asesina y desaparece, pero a él parece no interesarle. Hoy, en un día negro para la democracia matancera, asume por tercera vez la intendencia, con una campaña electoral que incluyó, de modo estelar, la promesa de la vuelta de la gendarmería. Si. La misma gendarmería que se metió de prepo en el Espacio de Luciano con el objetivo claro de borrar pruebas. La misma Gendarmería que asesinó y desapareció a Santiago. Hoy, Espinosa asume en San Justo, rodeado de banderas y cánticos. Ninguno con la cara de Luciano. Ninguno que refleje lucha y respeto por los derechos humanos de les pibes de los barrios. Fernando Espinosa sabe que no lo dejaremos respirar. Porque nuestra lucha, y la de cientos de familias destrozadas por el Estado, la lucha por Memoria, Verdad y Justicia no sabe de colores partidarios. Y es hasta el final.

Una publicación compartida de Vanesa Orieta (@vanesa_orieta) el







Temas relacionados

Brutalidad policial   /    Maldita Policía   /    Luciano Arruga   /    Vanesa Orieta   /    Fernando Espinoza   /    Libertades Democráticas   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO