Internacional

UNIÓN EUROPEA

La UE aprueba militarizar el Mediterráneo frente a la gran crisis migratoria

Los ministros de Exteriores y Defensa de la Unión Europea (UE) aprobaron fortificar las fronteras europeas con un amplio operativo militar bautizado como EUNavfor Med, nombre dado al cuartel general de la nueva operación, instalado en Roma.

Cynthia Lub

Barcelona | @LubCynthia

Miércoles 20 de mayo de 2015 | Edición del día

Fotografía:EFE/CARL OSMOND/MOD / HANDOUT

Fotografía:EFE/CARL OSMOND/MOD / HANDOUT

Como venimos anunciando en La Izquierda Diario, el plan aprobado por la Unión Europea es ampliar la fortaleza militar europea en el Mediterráneo y más "mano dura" para los miles de inmigrantes que intentan cruzar las fronteras europeas tras los peligros mortales que el mar les depara.

El documento aprobado por el Consejo de Ministros habla de varias fases para llevar a cabo la planificación de una misión naval en aguas del Mediterráneo, que deberán ser evaluadas teniendo en cuenta "cualquier resolución del Consejo de Seguridad de la ONU aplicable y el consentimiento de los estados costeros concernidos".

Una "primera fase" cuya misión es intercambiar información y patrullar en alta mar, para de este modo, tras la excusa de "detectar redes ilegales de inmigración", impedir a las personas inmigrantes que huyen del hambre y la pobreza, traspasar las fronteras.

"Acabamos de tomar la decisión de establecer una operación naval de la UE para interrumpir el modelo de negocio de las redes de traficantes" de personas en el Mediterráneo, anunció la jefa de la diplomacia comunitaria, Federica Mogherini.

Así presentan su plan para su "gestión de crisis y la decisión de establecer la operación" como lo anunció Mogherini en una rueda de prensa al término del consejo de ministros de la UE. El documento aprobado propone una "operación militar de gestión de crisis" contra "las mafias" como punto de mira; sin embargo la clave será "identificar, capturar y desechar" las embarcaciones que habitualmente llegan a las fronteras europeas, para impedirles el paso.

La misión podrá recoger datos personales de personas para su identificación, como huellas digitales. También ha fijado gastos comunes en 11,82 millones de euros para una fase de puesta en marcha de dos meses, más un mandato de doce meses.

La fase siguiente sería capturar o desviar los barcos sospechosos que se aproximen a Europa que no tengan permiso concedido por el país representado en su bandera en aguas internacionales o con una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU.

La última fase implica tomar "todas las medidas necesarias" contra las embarcaciones y los activos, como "desecharlas" o hacerlas "inoperantes" en el territorio del estado costero concernido, siempre de acuerdo con una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU o el consentimiento de dicho país.

Como símbolo de este plan de militarización, los ministros también acordaron establecer el cuartel general de la nueva operación en Roma, bautizada como EUNavfor Med, cuyo comandante de operaciones será el contraalmirante italiano Enrico Credendino.

Mogherini espera ahora que los ministros de Exteriores puedan hacer efectiva la misión en el Consejo que celebrará el próximo 22 de junio en Luxemburgo. Y así el Consejo de Seguridad de la ONU pueda adoptar el mandato solicitado por la UE "al amparo del capítulo 7" de la Carta de Naciones Unidas, el cual permite el uso de la fuerza y la operación pueda entrar en vigor "en todas sus fases".

Utilizar la fuerza, planificación de una misión naval, es decir, todo un plan de militarización de las fronteras cuyo único objetivo es impedir la circulación de miles de hombres, mujeres y niños que huyen desesperados de guerras y hambrunas en África y Asia. Esta "solución" no acabará con la inmigración, sino que la hará cada vez más dificultosa y aumentará los peligros mortales que la política migratoria europea impone.

Según datos de la ONU, entre enero y finales de abril, han muerto 1.800 inmigrantes en su intento de cruzar el Mediterráneo, treinta veces más que en el mismo periodo del año anterior. Se calcula que durante el año 2015 podrían perder la vida intentando llegar a Europa hasta 30.000 personas, según la Organización Internacional para las Migraciones.

El Mediterráneo se ha convertido en una verdadera fosa común a las puertas de Europa y las nueva políticas de la Unión Europa, más que solucionar agravan la crisis migratoria. Vallas, CiEs y deportaciones son el destino para miles de inmigrantes que logran atravesar las fronteras. Leyes de extranjería cada vez más restrictivas y racistas, intervenciones militares y agresiones imperialistas. Los movimientos migratorios forzados son una constante desde el origen del capitalismo y hoy están atravesados por la dinámica de la crisis capitalista.







Temas relacionados

Crisis migratoria en Europa   /    Racismo   /    Inmigración   /    Xenofobia   /    Europa   /    Unión Europea   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO