Economía

ACTUALIDAD

Insólito: el FMI dice que quiere ayudar al nuevo Gobierno a reducir la pobreza

Voceros del Fondo Monetario Internacional (FMI) se refirieron a las primeras charlas con la gestión Fernández. Dicen que apoyan las "reformas" pero la clave es "esperar y ver".

Jueves 12 de diciembre de 2019 | 14:07

El vocero del FMI, Gerry Rice, se refirió este jueves a la relación del organismo con la Argentina. "El Fondo apoya plenamente los planes para reformas y las medidas de protección social", debido al aumento de los niveles de la pobreza en el país, dijo ante los medios.

Además informó que "hubo muchísimas interacciones en los últimos días entre las autoridades argentinas y el FMI, y más recientemente, la directora gerente, Kristalina Georgieva, felicitó al presidente Fernández por asumir su mandato y, antes de eso mantuvo una conversación muy constructiva con Fernández". Sobre el contenido de esas conversaciones aseguró que “Georgieva y otros miembros del organismo mantuvieron intercambios adicionales y discutieron objetivos de política amplios con Guzmán y durante dichas conversaciones la directora gerente resaltó que compartimos objetivos que reduzcan la pobreza y el crecimiento sostenible".

“Debido al aumento de niveles de pobreza – dijo Rice – apoyamos plenamente los planes del nuevo gobierno destinados a reforzar medida de protección social".

Lo que evitó profundizar es a qué se deben el “aumento en los niveles de pobreza” que efectivamente se reflejaron en el último año. Uno de los motivos ha sido la política económica de la gestión de Cambiemos apoyada por el FMI. El plan incluyó una serie de contrareformas y políticas fiscales y monetarias que afectaron a millones. Además de un endeudamiento que sirvió para financiar la fuga de capitales y comprometió al país en miles de millones de dólares de nueva deuda.

Gracias al “apoyo” del FMI, la pobreza llegó al 40% de la población, según el último estudio de la Universidad Católica Argentina.

A pesar de esos resultados, o quizás por esos resultados, el organismo asegura que quiere seguir trabajando con el gobierno argentino: "estamos dispuestos a conversar y comprender mejor sus planes y a ayudar en el caso que así lo desee la nueva administración". En su primer discurso como presidente Fernández adelantó que quiere tener una “relación constructiva con el Fondo Monetario”.

Rice usó un término popular para definir el estado de la relación. "Estamos en una etapa caracterizada como ’wait and see’ esperando para ver cuál son los planes y objetivos del gobierno son y después se verá cuáles son los pasos siguientes: si son modificaciones u otros ajustes al programa”. O sea, "esperar y ver".

Uno de los temas en debate es, sin embargo, la cuestión de la deuda contraída por Macri con el organismo. En las últimas semanas quedaron sin girar 13 mil millones de dólares. Rice dejó abierta la posibilidad de "adaptar el programa" o "cambiarlo", pero aclaró que "depende de las conversaciones que podemos tener y en función de sus objetivos y deseos".

Sin embargo, prefirió no pronunciarse sobre la posición del gobierno de postergar los pagos: "es importante que no nos adelantemos, ya que nos encontramos en una etapa muy incipiente, el nuevo Gobierno acaba de asumir y lo importante es saber cuáles son las prioridades. La decisión de la secuencia y la reestructuración de la deuda le corresponde al país".

Las declaraciones del FMI hay que entenderlas dentro de las negociaciones ya iniciadas con Fernández y su equipo incluso antes de su asunción.







Temas relacionados

Martín Guzmán   /    Alberto Fernández   /    Cristina Fernández de Kirchner   /    FMI   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO