Política

ÚLTIMA NOTICIA

Escándalo: patota del SMATA ataca a Nicolás del Caño en el Congreso

La patota del sindicato de los mecánicos se mudó a la Cámara de Diputados. Tiene "palco preferencial" para insultar y hostigar al diputado del PTS en el Frente de Izquierda. Amplio repudio de los bloques opositores.

Miércoles 10 de septiembre de 2014 | 13:40

Hoy miércoles el Congreso de la Nación discute varios temas importantes, entre ellas la “Ley de Pago Soberano”.

El diputado Nicolás del Caño (PTS-FIT), además, llegó para plantear una cuestión de privilegio. Cuando tuvo la palabra, señaló la gravedad institucional que implica que no le permitan ejercer sus derechos como legislador, por ejemplo participando de movilizaciones de trabajadores y garantizado el derecho a la protesta. "Berni pasó de las palabras a los hechos. Primero amenazó y después nos mandó a la gendarmería para impedir que ejerzamos nuestro mandato como diputado que recibió más del 15% de los votos de los mendocinos, un claro mandato de estar y apoyar la lucha de la clase trabajadora", planteó Del Caño.

En la última jornada de lucha de los trabajadores de Lear, el jueves 10/9, el Secretario de Seguridad Sergio Berni, responsable de la Gendarmería, pasó de las agresiones verbales a los hechos. A Nicolás del Caño le tiraron gas y le pegaron.

El clima era tenso desde que se ubicó en su banca, y ante la mirada cómplice del presidente de la Cámara Julián Domínguez los patoteros comenzaron a gritarle a Nicolás del Caño "zurdo puto" y hacerle gestos obscenos.

Tras iniciar su intervención, ni bien nombró la palabra "Lear" la patota lo comenzó a hostigar nuevamente, chiflándolo para no dejarlo hablar. En medio de un escándalo Nicolás del Caño pudo terminar de hacer su moción de privilegio, planteando la "gravedad institucional" del ataque de Gendarmería hacia su persona "para defender una empresa buitre como Lear".

Del Caño terminó, a pesar de los gritos y agresiones, con su intervención. Dejó claro que “vamos a seguir apoyando la lucha de la clase obrera y la juventud, aunque nos hostiguen física y verbalmente, para eso llegamos a este lugar”.

El hecho tuvo repercusiones inmediatas, en el marco de una sesión tensa: está prevista el debate de la ley de “pago soberano”, que el oficialismo quiere aprobar para continuar con el canje y el pago de la deuda externa.

El presidente de la UCR en la Cámara de Diputados, Mario Negri, solicitó que la presidencia de la Cámara retire a los integrantes del SMATA que intentaron interrumpir el discurso de Nicolás del Caño y otros diputados opositores.

Como señala el sitio especializado El Parlamentario, “Negri planteó el pedido luego de que los presentes en las gradas del recinto abuchearan al diputado Nicolás del Caño (PTS-FIT), cuando este repudiaba la represión que sufrió por parte de la Gendarmería en una protesta con empleados de Lear. Recordemos que los delegados de la autopartista mantienen un duro enfrentamiento con el gremio del SMATA”.

La moción presentada por Negri fue automáticamente rechazada por el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez.

Ante la pregunta “¿de qué gremio son?” del jefe de bloque radical, que reclamó cuestiones reglamentarias, Domínguez contestó “los muchachos son del SMATA”. Domínguez parece utilizar el mismo método que la multinacional Lear, que “libera” a los integrantes de la Lista Verde para que hostiguen a los delegados opositores.

El debate siguió. El oficialismo, abroquelado ante una sesión que promete ser larga y polémica, defendió el uso de la patota del SMATA en los palcos. Otros integrantes de la oposición protestaron por el accionar de la barra.

La diputada Graciela Camaño del Frente Renovador intervino haciendo una moción de privilegio contra el mismo Julián Domínguez, "por haber permitido que se lo hostigue a Nicolás del Caño". El diputado Miguel Bazzé de la UCR tomó la palabra para hacer también una moción de privilegio contra Sergio Berni por su actuación en las últimas represiones a los trabajadores de Lear y, particularmente, por la agresión sufrida por Nicolás del Caño.

Entre ellos Néstor Pitrola, del PO/FIT, que se solidarizó con Nicolás del Caño y repudió a la patota del Smata. "Cuando vinieron los despedidos de Shell y Calsa a este recinto, la seguridad los sacó y maltrató. Ahora viene esta patota amenazante y la presidencia los deja estar", denunció.

El último en pedir la palabra fue Oscar Romero, diputado kirchnerista y dirigente del SMATA. Como lo resumió El Parlamentario, “Romero no se quedó callado: salió a defender la presencia de los invitados y cuestionó la militancia del FIT en los gremios”.







Temas relacionados

Patota   /    Congreso Nacional   /    Nicolás del Caño   /    Smata   /    Parlamentaria   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO