Géneros y Sexualidades

ÚLTIMA NOTICIA

Encontraron muerta a Diana Sacayan, luchadora contra la transfobia

El cuerpo de la reconocida militante por los derechos de las personas trans fue hallado en su departamento del barrio de Flores. Se investigan las causas.

Tomás Máscolo

@PibeTiger

Miércoles 14 de octubre de 2015 | Edición del día

Diana Sacayán había recibido en 2012 su DNI como reconocimiento a su lucha constante por la identidad de género autopercibida. Integraba el Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (MAL).

Diana era de Tucumán, se había radicado en Laferrére (La Matanza) y ahora estaba instalada en Flores. En 2012 se postuló como candidata a ocupar la Defensoría del Pueblo de La Matanza. Trabajó en el INADI y colaboró en el suplemento Soy, de Página/12, y en la revista El Teje.

Según relata el sitio Infojus, las causales de la muerte de Sacayán están siendo investigadas. Se la encontró maniatada y la hipótesis es que fue asesinada a puñaladas.

Es difícil ser mariposa

Ella era tucumana pero se crió en una familia de trabajadores de Laferrere. “Haber vivido entre quince hermanos en un barrio de Laferrere con un padre alcohólico y comiendo polenta con chicharrón como mucho –explica la mujer nacida en Tucumán–; haber pasado por la exclusión desde los 17 años, cuando asumí mi identidad y tuve que prostituirme por más de doce años, me compromete mucho más a luchar por los excluidos. Siempre, desde que empezábamos a luchar contra los códigos de faltas y contravenciones, reglas anacrónicas por las que se nos detenía por ser nosotras en la vía pública, hasta cuando militamos por la Ley de Identidad de Género, lo hicimos entendiendo que la lucha por la igualdad de género es también la lucha por la igualdad de clase”, contaba en una entrevista realizada por el suplemento Soy.

En el año 2004, como muchas otras organizaciones, Pan y Rosas y el Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) se solidarizaron con esta luchadora que fue detenida junto a su hermana Johana. La noticia de su trágica muerte tuvo un fuerte impacto mediático generando concentraciones autoconvocadas de repudio. Eso es porque, aún desde posiciones políticas antagónicas, muchas organizaciones reconocen que Diana siempre batalló por los derechos de las personas transexuales, especialmente preocupada por las más pobres del conurbano, transformándose en una referente del partido de La Matanza en la provincia de Buenos Aires.

Fue redactora del suplemento Soy del diario Página/12; escribió para la revista El Teje y encabezaba el Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación. Hace unos días en una entrevista comentaba “todo comenzó hace unos quince años cuando viví situaciones personales de detenciones, hostigamiento y persecuciones por parte de la policía debido a mi identidad trans. Atravesé muchas instancias judiciales y entendí que había que luchar contra esa injusticia. Primero me junté con gente de mi misma situación sexual y comenzamos a luchar judicialmente contra los atropellos policiales de los que éramos objeto.Luego nos dimos cuenta de que la opción más efectiva era la de politizar el tema, ponerlo en la agenda”.

Andrea D’Atri, referente de la agrupación de mujeres Pan y Rosas en el Frente de Izquierda y dirigente del PTS nos comentaba: "Estoy conmocionada. Además de compartir las calles, en numerosas ocasiones, en la lucha contra los códigos contravencionales de la Ciudad de Buenos Aires o en las marchas del Orgullo, hace pocos años, con Christian Castillo y otros referentes del Frente de Izquierda, dimos nuestro apoyo al Frente Nacional por la Identidad de Género que Diana, junto con otras referentes y distintas agrupaciones formaron para impulsar el proyecto de ley por la identidad de género que finalmente fue aprobado en el Congreso Nacional. Y hace muy pocos días, repudiamos la represión que sufrió por parte de la policía Metropolitana de Macri junto con otro compañero del movimiento LGTBI".

La noticia generó mucha bronca e indigación a todo el activismo de la diversidad sexual. Una vez más la violencia machista se hizo presente. Pero una vez más vamos a seguir gritando #NiUnaMenos, si nos tocan a una, nos organizaremos miles. ¡Diana, Presente!







Temas relacionados

Diana Sacayán   /    Transfobia   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Violencia de género   /    Géneros y Sexualidades

Comentarios

DEJAR COMENTARIO