Política

ANIVERSARIO DEL MENDOZAZO

"El rol de las maestras en el Mendozazo sirvió como una mecha encendida para el resto de la población"

Aida Conil era maestra y estudiante universitaria cuando estalló el Mendozazo. Aquí su recuerdo de esos días

Domingo 5 de abril | 23:03

- ¿En qué contexto se da el Mendozazo?

  •  El Mendozazo se dio en un contexto general de movimientos de protestas muy fuertes que comenzaron con el 1er Cordobazo. Estos no eran simples manifestaciones que podían durar solo horas, duraban días.

    Lo de Mendoza duró semanas! Sí bien la estampida inicial ocupó sólo las primeras 24 hs, los enfrentamientos siguieron durante varios días. Sobre todo en Guaymallén y Las Heras.

    El descontento por el aumento desmedido del servicio elctrectrico fue uno de los detonantes. Distintas organizaciones se habían encargado específicamente de organizar el descontento en los barrios! Coincidente con esta circunstancia de base, se daba el descontento de varios sectores sindicales. Entre estos estaban la maestras provinciales, quienes estaban protestando frente a su gremio.

    El detonante estalla cuando la caballería las ataca con tinta azul y las amenaza con los caballos. Los metalúrgicos que también se habían dispuesto a la protesta, se unen a ella y una gran parte se encamina a la Casa de Gobierno. En esta ya se estaban concentrando vecinos y gente de los barrios de Las Heras, disconformes con el gobierno. Recuérdese, además, qué Gabrielli era un gobernador de facto, colocado por los militares.

    Coincidente con las distintas facciones que se encaminaban hacia la Casa de Gobierno, empezaron a llegar distintas agrupaciones de Estudiantes Universitarios. Las más importantes fueron la de la Medicina y de la de Ciencias Políticas. En poco tiempo, la Casa de Gobierno estaba rodeada de un multitud embravecida que rompían todos los vidrios, puestas y ventanas a las pedradas. Las "fuerzas del orden " estaban agazapadas detrás de los muros. Sus camiones de asaltos habían sido dados vueltas y le servían a los revoltosos. Los muy cobardes se habían refugiado finalmente en la Casa de Gobierno. Las piedras que les lanzó el pueblo rompieron todos los vidrios de puertas y ventanas.

    Una parte de la manifestación se ocupó de recorrer la calle San Martín, rompiendo vidrieras y todo lo encontraban a su paso. A la tarde apareció el ejército. El centro de Mendoza se adormeció pero no así Guaymallén y Las Heras. Durante varias jornadas, los tiroteos nocturnos eran constantes en estos dos departamentos.
    Además, a pesar del toque de queda, los estudiantes universitarios no dejaban de reunirse en Asambleas para discutir qué.hacer o qué medidas tomar. Una de los lugares de reunión de ellos fue la Facultad de de Ciencias Médicas.

    Las consecuencias: no se subió el precio de la luz y Gabrielli renunció.

    - ¿Cuál fue el rol de las maestras en el Mendozazo?

  •  El papel de la maestras fue fundamental. Fueron las primeras en protestar y en ser reprimidas. Sirvió como una mecha encendida para el resto de la población. Fundamentalmente las maestras provinciales. En aquel entonces, estaban también las maestras nacionales, dependientes directamente de la Nación.

    - ¿Cómo viviste personalmente ese día?

  •  Yo era maestra nacional y estaba dando clase, en Las Heras, cuando en uno de los recreos me enteré de lo que ocurría en la Casa de Gobierno. Un grupo de compañeras decidimos ir a la Casa de Gobierno pero ya los micros habían dejado de funcionar.

    Cuando fuí caminando hacia Guaymallén ya el ejército había tomado el centro. Durante las noches, en mi barrio sólo se sentían tiroteos.

    A pesar de ello, durante el día, nos arreglábamos para encontrarnos con los estudiantes de Medicina. Por ese entonces, yo estaba era estudiante de Historia y junto con varios compañeros de la Facultad de Filosofía y Letras nos íbamos a reunir con los estudiantes de Medicina que estaban muy bien organizados. PARA NOSOTROS, EN ESE ENTONCES, LA REVOLUCIÓN ERA CUESTIÓN DE DÍAS!!!!

    Recuerdo, con mucho cariño y admiración a Oscar Frontini, alguien que fue como un hermano para mí. Era uno de los flacos que, en varias fotografías de ese entonces, sale volcando las camionetas de los canas. Me contó que, en ese día, no dejaba de admirar lo rápido que corrían los chicos de los barrios por la calle San Martín. Nunca los podía alcanzar. Oscar era profesor de filosofía, gran lector e investigador del marxismo. Murió en un accidente en México.







    Temas relacionados

    Mendoza   /    Historia   /    Política

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO