Política

JUSTICIA DE CLASE

El juez Torres ordenó detener a un policía y dos manifestantes por los hechos del Congreso

Uno de los jóvenes ni siquiera estuvo ahí. En cambio el efectivo que pasó con su moto por encima de un cartonero está amparado por Bullrich. Contra los "dos demonios", mañana concentración en Comodoro Py.

Jueves 28 de diciembre de 2017 | Edición del día

El juez federal Sergio Torres ordenó la detención de un policía y dos manifestantes que fueron parte de la enorme movilización del lunes 18 de diciembre en Plaza Congreso contra la ley de reforma previsional.
 
Torres está a cargo de la investigación de "los hechos" de aquella tarde en la que la Policía de la Ciudad y la Policía Federal reprimieron salvajemente la protesta, detuvieron a más de 60 manifestantes e hirieron a más de 80 de los cuales al menos 20 tienen heridas oculares y otro tanto en el pecho.

El juez decidió solicitar la detención del policía que arrolló con su moto al joven Alejandro Rosado, un trabajador cartonero que estaba tirado en el piso, al que le provocó graves lesiones y quemaduras.

Pese a que ya pasaron diez días de los hechos y a que el caso de Rosado trascendió enormemente a través de un conmocionante video que se viralizó, el Ministerio de Seguridad conducido por Patricia Bullrich no entregó al criminal uniformado. Por eso ahora el juez Torres ordenó a Bullrich identificar al efectivo para que se presente a declarar. Habrá que ver qué tiempos se toma la ministra, muy afecta a encubrir a sus uniformados.
 
En una suerte de "teoría de los dos demonios", Torres ordenó la detención de César Javier Arakaki y Lucas Iván Sauret, dos militantes del Partido Obrero. El agravante de esta orden es que Lucas Sauret en el momento de la manifestación se encontraba trabajando, es decir, no pudo nunca estar en Congreso, lo que deja clarísimo el carácter persecutorio de estos pedidos, que son parte de un armado construido en base a extraer información de perfiles de redes sociales y otras artimañas. En base a ese torpe armado es que los acusan de "resistencia a la autoridad e intimidación pública" entre otros presuntos delitos.

Todo esto constituye una clara decisión de atacar el derecho a la protesta, más aún en el marco de una movilización que expresó la justa bronca contra una ley que es un saqueo a los jubilados y sectores más empobrecidos.
 
Que la orden contra la Policía sea la virtual detención de solo un efectivo (del que aún se desconoce su identidad) expresa que el objetivo es mantener en la impunidad los graves hechos que se produjeron a manos de policías sin identificación, que golpearon, gasearon y pasaron por encima de ancianos y jóvenes con motos y camionetas y desataron una cacería hasta horas de la noche, todo con el aval político del gobierno nacional y de la ciudad.
 
El Partido Obrero anunció que convoca este viernes a las 11 horas a una concentración en los Tribunales de Comodoro Py para rechazar esta avanzada contra la movilización obrera y popular.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO