Juventud

MENDOZA

Cuando el relato salvaje es la realidad: gatillo fácil y persecución a la juventud

Cecilia Soria

Diputada provincial del PTS-FIT | @CeciliaSoriaPTS

Sábado 1ro de noviembre de 2014 | Edición del día

Brian Cuello, de 17 años, fue asesinado por una bala policial el pasado 10 de Octubre en General San Martín, Mendoza. Su hermano dijo “Todavía era un niño, no se por qué le hicieron esto…estaba desarmado, ellos (los policías) lo habían requisado antes y sabían que no tenía nada…” El arma fue disparada por el subcomisario Gatica.

Ezequiel Gabriel Franco, de 16 años, apareció ahorcado en un árbol en General Alvear. Ezequiel había sido detenido por la policía el día anterior, y luego hospitalizado por haber sufrido una brutal golpiza. Luego aparece ahorcado. ¿Un nuevo Luciano Arruga en Mendoza?.

Brian y Ezequiel forman parte de la triste y larga lista de denuncias de jóvenes asesinados por el gatillo fácil y la impunidad policial. Cerca de una veintena en lo que va de 2014.

Esta es la policía mendocina, la que se hizo fama por el gatillo fácil desde 1983 a la fecha. Roberto Castañeda, Garrido-Baigorria, Gómez Yardez, Aráoz – Gonzalez, Guardati, Neme-Ross, Gómez-Romagnoli, Bordón, Cardulo, Yañez, Morán, Chandía, Días…..todos jóvenes menores a 30 años, muchos de ellos adolescentes.
En relación al caso de General Alvear, el propio sub secretario de DDHH de la provincia tuvo que reconocer que “no es un hecho aislado”.

Estamos ante una situación que cada vez se torna mas grave. La persecución a los jóvenes en toda nuestra provincia se ha acrecentado. Y nos atrevemos a decir que es así en todo el país. Cuando escribimos esta nota nos enteramos que apareció el cuerpo del joven albañil Franco Casco, luego de haber estado detenido en una comisaría de Rosario.

A la medida que crecen en nuestra provincia barrios privados, como el Dalvian en la Ciudad, se realizan numerosos operativos policiales, transformados ya en una cotidianeidad, que son verdaderas racias contra los chicos de los barrios humildes. Operativos amparados desde el propio Estado que mantiene vigente la inconstitucional figura de “averiguación de antecedentes” por la que se puede detener hasta 12hs en una comisaría sin ningún tipo de motivo.

El propio Gobernador de la Provincia, el kirchnerista Paco Pérez, se jactó que en el primer trimestre de 2014 hubo 50.000 (¡!) detenciones bajo esta figura. Es claro, la persecución a la juventud es una política de Estado.

Esta figura que da facultades extraordinarias a los uniformados fue implementada por el gobierno dictatorial de Bonifacio Cejuela en 1982.

Desde la banca del PTS en el Frente de Izquierda hemos presentado un proyecto para derogar este artículo con el que se persigue a los jóvenes.

Pero también, acompañamos la organización y movilizaciones de los familiares y jóvenes que enfrentan la impunidad. Con este camino es que se logró que en San Rafael se condene a 14 años al policía Nelson “Urraca” González, asesino de Fabio Basualdo.

En Tunuyán, Tupungato, y distintos puntos del interior y el Gran Mendoza se están realizando movilizaciones y actividades contra la persecución policial.

Desde el Frente de Izquierda vamos a acompañar esta lucha y enfrentar las políticas reaccionarias de los partidos mayoritarios. El PJ, la UCR y el PD se han pasado el año promoviendo mayores políticas de mano dura a través de la Bicameral de Seguridad en la legislatura. Están a tono del gobierno nacional, que en boca de Secretario de Seguridad Berni despotrica contra los inmigrantes, y en la letra de los proyectos de Códigos Penal y Procesal Penal pretenden nuevas medidas punitivas y perscutorias contra los jóvenes y los trabajadores.

Estas políticas reaccionarias, junto a los muchos casos de impunidad garantizada por el poder judicial, son las que envalentonan y dan mas poder a las fuerzas de seguridad que están denunciadas por gatillo fácil y persecución.

La juventud en Mendoza no ha ganado nada en esta década más que mayor persecución, mayor precarización laboral o desempleo, menos educación y menos derechos. Pero en nuestros brazos hierve la sangre, la bronca e indignación que nos hace mantenerlos bien en alto para organizarnos e ir por todos nuestros derechos.







Temas relacionados

Policía del gatillo facil   /    Libertades Democráticas   /    Mendoza   /    Juventud   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO