Mundo Obrero

MEDIOS

Clarín: los trabajadores votaron nueva comisión interna

Por segunda vez, tras más de 10 años sin Comisión Gremial Interna, los trabajadores de prensa de la empresa Arte Gráfico Editorial Argentino S.A. (AGEA) del Grupo Clarín, volvieron a elegir a sus delegados.

Martin Espinoza

@martinespi05

Sábado 22 de noviembre de 2014 | Edición del día

1 / 1

Corría noviembre del año 2000, pleno gobierno de Fernando De la Rúa, cuando el grupo de Noble-Magnetto despedía a 117 trabajadores de Clarín y Olé, junto con toda su Comisión Gremial Interna y la Junta Electoral, en medio de un proceso eleccionario y de asambleas que se desarrollaba entonces. La redacción del diario más grande de la Argentina, se quedaba sin representación gremial. Fueron los años en que los trabajadores bautizaron a Clarín como “periodismo de guardia de infantería”, en alusión a la represión sufrida en la puerta del matutino en el barrio de Barracas por parte de la Policía Federal, enviada entonces por el gobierno de la Alianza.

Significó un duro golpe sobre el conjunto de los trabajadores de prensa en la lucha por sus derechos y su organización gremial. Más de una década tuvo que pasar para que los trabajadores de Clarín volvieran a tener una comisión interna. A pesar de la puja entre el gobierno kirchnerista y el grupo de Noble-Magnetto desatada en 2008, fueron los trabajadores los que recuperaron por su cuenta la organización sindical de base. La pirotecnia verbal de la Casa Rosada contra Clarín se olvidó de los trabajadores en todos estos años. Fue en 2012 cuando en AGEA se volvió a votar delegados luego de 12 años.

El jueves pasado, los trabajadores de prensa volvieron a votar comisión interna. Fueron elegidos Horacio Bilbao, Matías Longoni, Carlos Liascovich, Francisco Rabini, Pedro Irigoyen, Gerardo Morel, Fabricio Soza y José Mateos.

En un comunicado, la comisión interna de trabajadores de AGEA señala:
“A pesar del fuerte éxodo que vivimos en AGEA los últimos dos años, otra vez más de 500 compañeros volvieron a participar de las elecciones de Comisión Interna de los trabajadores de prensa. Con 437 votos del padrón de trabajadores efectivos (432 positivos, 4 en blanco, uno nulo) y otros 65 en la urna simbólica para los colaboradores, factureros y pasantes, se eligieron ocho delegados que tendrán mandato por los próximos dos años”.

Sin “dékada ganada” para los trabajadores de prensa

Estas elecciones se dan en un momento donde Clarín busca ponerse a la vanguardia en lo que se denomina “convergencia” de sus plataformas digital y de papel, que para los trabajadores significa mayor flexibilización laboral a través de la imposición de la polifuncionalidad y la multitarea.

En los últimos dos años se fueron cerca de 200 trabajadores de prensa, acogiéndose al retiro voluntario habilitado hace 4 años por la empresa. Cada tanto, en la cartelera de la entrada del personal, la empresa con la firma de su gerente, renueva la "invitación" a acogerse al retiro voluntario, esgrimiendo la supuesta situación grave de la empresa.

Los trabajadores perdieron el 30 por ciento de su salario desde 2012, ante aumentos salariales muy inferiores en relación a la inflación. Es que ni siquiera la empresa respeta las paritarias acordadas por UTPBA (Unión de Trabajadores de Prensa de Buenos Aires) en el Ministerio de Trabajo, que ya de por sí están por debajo del nivel inflacionario. Aún hoy la empresa debe porcentajes de incrementos no abonados de 2012.

El promedio de sueldo de Clarín es de 8 mil pesos. La composición del personal es, en líneas generales, de un grupo de editores de altos sueldos y una masa de redactores, contratados y pasantes, CON salarios de 8, 5 y 3 mil pesos mensuales.
La patronal acostumbra a cambiar de sección al personal periodístico, como una forma de desgastar a los trabajadores para que pidan eventualmente el retiro voluntario.

Todavía existen contratados, pasantes y factureros, con salarios inferiores al de los efectivos y sin derecho al cobro de bonificaciones, entre otras cuestiones.

Estos son algunos datos de la realidad que viven los trabajadores de prensa de Clarín, situación que se repite en el conjunto de los medios de prensa (incluso los amigos del gobierno) donde aún la precarización y los bajos salarios son moneda corriente.

No hay “dékada ganada” para los trabajadores de prensa. La Ley de Medios y ahora la Ley de Telecomunicaciones “Argentina Digital” son nuevos instrumentos legales que buscan favorecer nuevos negocios para un puñado de pulpos capitalistas.

Los trabajadores de Clarín-AGEA, ratificando por segunda vez su organización gremial, tienen por delante un importante pelea contra el grupo de medios más importante del país que, a pesar la verborragia gubernamental, sigue al acecho de nuevos negocios millonarios a costa de sus trabajadores.

Colaboró: Martin Sesi







Temas relacionados

Grupo Clarín   /    Clarín   /    Trabajadores y trabajadoras de prensa   /    Ley de Medios   /    Medios de comunicación   /    Mundo Obrero   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO