Cultura

TELEVISIÓN

Black Mirror: La tecnología como droga y sus efectos secundarios

Netflix libera el sexto trailer de la cuarta temporada a pocos días del esperado estreno.

Romina Alvear

Miltante de Pan y Rosas

Martes 5 de diciembre

La serie británica que nos ha dejado sin palabras desde 2011, ha lanzado durante las últimas semanas trailers de cada uno de los capítulos que conformarán la cuarta temporada. La expectación se hace más grande ya que Netflix anunció que el estreno sería en 2017 y ya queda menos de un mes para que acabe el año.

Black Mirror, podría denominarse como una mini serie, ya que cuenta con una baja cantidad capítulos por temporada en comparación a la gama de series. Ejemplo es que en la primera fueron tres los capítulos emitidos y en promedio las series cuentan con entre 10 a 12 capítulos por temporada; sin embargo, en esta cuarta ocasión se han revelado hasta el momento seis adelantos y nombres de capítulos, los cuales son “Arkangel”, “USS Callister”, “Crocodile”, “Metalhead”, “Black Museum” y “Hang de DJ”.

En este nuevo trailer (que podrás revisar al final de la nota) podemos observar una especie de contador de mano que define dentro de la misma cita, el tiempo que durará la relación, dando paso esta vez, a la crítica de la inhumanización de las relaciones interpersonales con el uso de las tecnologías.

Como sabemos en BM los capítulos no tienen conexión entre sí dentro de la temporadas, pero al revisar los trailers notamos que a diferencia de las seasons anteriores, los capítulos de esta temporada están conectados con la anterior, ya que en “Black Museum” podemos ver que se encuentran artefactos criminales, ropas y fotografías del segundo capítulo de la segunda temporada llamado “White Bear”.

¿Qué nos atrae del terror “futurista”de Black Mirror?

Black Mirror es una serie autoconclusiva, y en cada capítulo quedamos sin palabras ya que el terror que nos muestra son las inquietantes consecuencias de la tecnología en el desarrollo de las relaciones humanas.

Algunas de las escenas que retratan se ven lejanas a suceder, en cambio otras -la mayoría- las sentimos tan cercanas que nos perturban al darnos cuenta de la forma tenebrosa en que hemos instalado la tecnología en todos los ámbitos de nuestras vidas. Tan solo el nombre de la serie nos da la clave de esa consecuencia “Black Mirror”, que según el creador hace referencia al espejo negro que se encuentra cada pared, en cada escritorio, en la palma de cada mano. La fría y resplandeciente pantalla de una TV, de un smartphone o de un monitor”.

Las consecuencias de hechos que nos muestra la serie, son analogías físicas de lo que realizamos a diario a través de la redes sociales, por ejemplo en “White Christmas” (T2 C4), donde se bloquea a las personas sin poder mantener ningún tipo de contacto visual o auditivo con el resto de las personas; o en “Nosedive” (T3 C1), donde nos muestra como a diario se califica a las personas por lo que aparentan en las redes y como se busca desesperadamente esa valoración del otro, traducidos hoy en Likes o Corazones en Instagram, Likes o Reacciones en Facebook, Seguidores, Retweets o Corazones en Twitter y así en distintas variaciones de redes sociales online.

Tras una mirada o reflexión rápida podríamos decir, ¿busca expresar que la tecnología es dañina? pues la respuesta es no, lo que Charlie Brooker (creador) intenta retratar en la serie, son los efectos secundarios de la tecnología como la nueva droga, “ese terreno, entre el placer y la incomodidad”.

Te dejamos aquí el link del último trailer liberado por Netflix “Hang the DJ” para que puedas revisarlo por ti mismo y juzgar qué nos presentarán en la siguiente edición de la serie.






Temas relacionados

Series   /   Netflix   /   Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO