Mundo Obrero

MUNDO OBRERO

Aunque no lo creas: la CGT salió a la calle

Después de meses de pasividad y ocultamiento, la conducción de la central obrera salió a la calle. ¿Qué acciones decidieron Daer, Cavalieri y la "mesa chica"?

Lucho Aguilar

@lukoaguilar

Martes 30 de junio | 13:52

Podemos decir que esta semana "la CGT salió a la calle". Pero igual, no se ilusionen.

Este lunes se reunió la “mesa chica” de la CGT, que es como un grupo de amigos. Se ve que se extrañaban y decidieron abandonar las reuniones virtuales y congregarse en la sede de UPCN, el gremio estatal que conduce Andrés Rodríguez. Estaban Hector Daer, Carlos Acuña, Armando Cavalieri, Antonio Caló, los de siempre.

Y, como siempre las mujeres y jóvenes que había eran quienes servían el café y los sanguchitos.

¿Qué definieron estos buenos hombres? ¿Algún reclamo, alguna medida de fuerza creativa para transmitir el malestar que hay en los lugares de laburo por salarios, suspensiones y despidos?

No. Obviamente nada de eso.

Les resumo qué definieron.

  •  La primera fue sacar un comunicado mostrando “preocupación por la grave realidad socio-económica y laboral”. Le van cambiando la fecha pero siempre es el mismo verso.
  •  El gobierno les dijo que no es momento de reuniones tripartitas así que la segunda resolución fue organizar para la semana que viene una reunión con la UIA y distintas cámaras empresarias. Nada de asambleas de trabajadores ni consulta a sus representades.
  •  La tercera fue “mostrar preocupación” por el aguinaldo en cuotas. Pero como ya contamos, mientras dicen eso, lo están pactando en la mayoría de sus gremios.
  •  Además discutieron cómo podría impactar la prolongación de la inactividad en el AMBA en la recaudación de los sindicatos y de las obras sociales. Cavalieri fue el vocero en ese punto y amenazó con que si no hay fondos las obras sociales cortarán servicios. Es una locura en medio de la pandemia, pero también expresa la crisis económica y cómo se manejan los fondos de las obras sociales que atienden a 16 millones de personas, que son de los trabajadores pero los sindicalistas manejan a su antojo, el Estado retiene mientras le da guita al sistema privado y efectivamente hay obras sociales en crisis.
  •  Por último, una frase que trascendió y pinta en realidad el trasfondo de la reunión: “Es una situación complicadísima. Apoyamos las medidas que toma el Presidente, pero no entendemos cómo no toma la iniciativa de analizar cómo salir de esta crisis. Sinceramente, no sabemos qué hacer”. Todo un dato de la realidad que más allá de que estos tipos hace 30 años no laburan, marca lo que les llega de alguna manera de los lugares de trabajo.

    La verdad es que se conocieron ayer los datos de la caída económica, una de las más importantes de la historia, es evidente que la CGT no quería aparecer ayer “desconectada”, pero la realidad que su salida a la calle fue para las cámaras y discutir cuestiones más propias de sus aparatos sindicales que de la preocupación de miles.







    Temas relacionados

    CGT Azopardo   /    Sindicalismo combativo   /    Sindicalismo de izquierda   /    Antonio Caló   /    Héctor Daer   /    CGT   /    Mundo Obrero

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO