Internacional

FRANCIA

Acto XII de los chalecos amarillos contra la represión policial

Como ya lo vienen haciendo todos los sábados, los chalecos amarillos otra vez salieron a las calles de numerosas ciudades de Francia continuando una lucha que ya lleva doce semanas. Esta vez, se rindió homenaje a las víctimas de la brutalidad policial que ya se cobró miles de heridos y 11 muertos.

Sábado 2 de febrero | 14:25

Hoy se realizó el XII acto de los chalecos amarillos. En toda Francia, salieron a las calles, esta vez, poniendo el foco en las denuncias contra la brutalidad policial, que en los 3 meses que lleva la protesta ya causó 11 muertos, 2 mil de heridos, entre ellos 200 graves, varios de ellos con pérdida de un ojo y miles de detenidos.

En París los manifestantes se reunieron en la Plaza de la República, llena de carros hidrantes para dispersarlos. Las fuerzas policiales provocaban a los manifestantes para llevárselos detenidos. Las CRS (fuerzas de seguridad de la policía francesa) hacían maniobras de intimidación, bloqueando el camino de quienes marchaban.

Y como era de esperarse, este sábado no fue la excepción en cuanto a la violencia de las fuerzas del orden, que salieron a reprimir con un arsenal muy variado. Las ya famosas “flashball” fueron disparadas 9200 veces desde el inicio de las protestas.
En este contexto no es de extrañar la cantidad de heridos que hay en las manifestaciones. Son 4 las personas que han perdido una mano y al menos 17 las que perdieron un ojo. “No es normal que tengamos que correr el riesgo de resultar lastimados con heridas de guerra”, afirmaba un manifestante.

« Soy Antonio, herido en la segunda jornada. Es intolerable que nuestro gobierno hiera bajo el pretexto de que somos « casseurs ». Estamos acá para rendir homenaje a todos los heridos y a las víctimas, a la vez que exigimos la prohibición del flashball y de las granadas », explica Antonio, organizador de la marcha. Otro manifestante denunciaba : « las granadas GLI F4 son material de guerra. No se puede utilizar material de guerra en las calles »

Franck fue herido en un ojo el 1° de diciembre, cuando los manifestantes tomaron las calles de París y el Arco del Triunfo, abriendo una crisis política y social de magnitud para el gobierno de Macron. “Perdí el uso de mi ojo. No veo más del lado derecho. ¿Qué patrón querría a un obrero sin un ojo?, se pregunta Franck.

El Estado francés está a la ofensiva en todos los frentes para organizar la represión. Esta semana, aprobó en la Asamblea General una ley “anti-casseurs” con la cual legaliza los encarcelamientos arbitrarios e impone multas de miles de euros a aquellos que tapen sus rostros en las manifestaciones como forma de defenderse de los gases y las balas de la policía.

Sin embargo, los chalecos amarillos continúan poniendo en jaque al gobierno, cuya popularidad no deja de caer. Una encuesta realizada esta semana por Elabe indica que el 78% de la población opina que Macron es autoritario y el 76% lo considera arrogante.

El llamado de la CGT y Solidaires a la huelga general para el próximo 5 de febrero puede ser un punto de apoyo para todos los chalecos amarillos que reunidos en asambleas generales en todo el país comienzan a apoyar la huelga, lo que podría darle mayor contundencia al movimiento, al converger el movimiento obrero con la lucha de los chalecos amarillos.







Temas relacionados

Chalecos amarillos   /    Represión en Francia   /    Emmanuel Macron   /    Francia   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO