Géneros y Sexualidades

DERECHO AL ABORTO

#8A: Trabajadoras de la salud reclamaron #AbortoLegalYa en el Hospital Álvarez

En la previa al debate en el Senado por la Ley que habilitaría la interrupción voluntaria del embarazo, trabajadoras pidieron por su aprobación con un pañuelazo.

Martes 7 de agosto de 2018 | Edición del día

Médicas, enfermeras y personal administrativo del Hospital de Agudos Teodoro Álvarez del barrio porteño de Flores desarrollaron en la mañana de ayer un pañuelazo en la puerta del nosocomio para reclamar que en la histórica votación de la Cámara Alta, el aborto finalmente sea ley.

Dentro de las distintas líneas que se fueron abriendo en torno a los debates, primero en Diputados (cámara por donde ingreso el tratamiento del proyecto de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto) y luego en el Senado, la discusión en términos de la salud pública fue tal vez la más destacada. Es por esto que las trabajadoras del Álvarez tomaron la iniciativa de ser parte de la campaña, desde adentro.

Durante la última semana acordaron llevar el símbolo de la campaña: el pañuelo verde. Desde el pasado miércoles 1⁰ y hasta hoy inclusive, las trabajadoras del Álvarez tendrán la prenda para visibilizar su adhesión a la campaña. “Acá se ven los post-aborto y es realmente feo como llegan a veces las chicas, porque a veces se terminan muriendo”, sostuvieron a la hora de pedir el reconocimiento del derecho.

También en declaraciones a La Izquierda Diario, las trabajadoras del Álvarez denunciaron: “Tiene que ser legal y dejar de ser clandestino, porque hay muchos médicos que se han enriquecido llevando adelante la práctica clandestinamente en clínicas privadas”.

Así mismo, lanzaron críticas tanto gremiales como académicas. “Sería bueno que la Asociación de Médicos Municipales, se haga cargo de sus médicos que hacen abortos clandestinos, además de que no se expidieron sobre la ley”, enfatizaron. En tanto advirtieron que desde las universidades, quienes comienzan la carrera de medicina son “instruidos con la penalización hacia la mujer, eso tiene que cambiar también”.

Obviamente no faltaron los comentarios sobre la votación y el nerviosismo que se vive con el poroteo, cambiando minuto a minuto. “Nos da lástima que por intereses propios, dejen de pensar en intereses colectivos. Nos da angustia que reciban coimas o se dejen presionar por la Iglesia Católica”, se despacharon sobre los senadores que cambian su voto o se mantienen indecisos. Finalmente los exhortaron: “Ellos tienen que pensar en lo que pasa acá, en los hospitales, tienen que pensar en los sectores más humildes”.

Luego del pañuelazo de media mañana, las trabajadoras del Hospital Álvarez continuaron con su jornada laboral, sin dejar de intercambiar entre ellas y con pacientes, e insistiendo con la necesidad de que seamos miles en las afueras del Congreso Nacional para que finalmente el aborto sea un derecho legal, gratuito y en el hospital público para que no haya ni una menos muerta por abortar.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO